• Caracas (Venezuela)

Espacios

Al instante

La delicada tarea de cultivar orquídeas

Orquídeas

Orquídeas

Basta conocer la especie más adecuada para cada hogar. Con los cuidados y orientación necesarios, estas flores engalanan con sus colores primaverales cualquier rincón de la casa

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Muchas personas consideran que el cultivo de orquídeas es una tarea casi titánica y muy complicada. Pero Eugenio Marruffo, presidente de la Asociación Venezolana de Orquideología, asegura que eso no es cierto, pues en los viveros se consigue orientación acerca de cuál especie es la más adecuada para embellecer el hogar. 

"Hay unas para el interior de la casa que no necesitan mucha luz, solamente la requieren hasta las 9:30 am o 10:00 am. Otras ni siquiera demandan brisa, como las phalaenopsis (de origen asiático). La floración puede durar entre cuatro y cinco meses y sólo necesitan riego dos veces por semana, preferiblemente con rociador. También se les coloca vitamina semanalmente. En este tipo, no es bueno que le caiga agua en las hojas porque puede crear hongos. Lo mejor en regarlas en la raíz", explicó. 

Para las casas con patio, Marruffo recomienda la cattleya mossiae, la cual requiere sol hasta las 11:00 am y después a las 2:00 pm. Esta especie se debe colocar debajo de una mata de limón o naranja o cualquier otro cítrico que tenga hojas pequeñas para que reciba pocos rayos solares al mediodía y no la quemen. "No son aconsejables plantas de hojas grandes, pues le dan mucha oscuridad. 

Esta sí se puede regar todos los días y fijar a un árbol porque no son parásitas, sino que viven de todos los nutrientes que le ofrece la naturaleza", agregó. 

Explicó que hay otras especies ideales para el hogar. "Están las llamadas vandas que necesitan luz solar y riego todos los días. Además se pueden guindar raíces al aire. Florecen, por lo general, una vez al año pero las híbridas suelen hacerlo en más de una ocasión. Adentro también se pueden tener las dendrobium". 

El cultivador de orquídeas recomienda sembrarla en una maceta especial de huecos grandes por debajo para permitir el drenaje del agua y evitar el crecimiento de hongos. "Allí se le pone carbón vegetal ­que no se haya usado en parrillas­, unas piedritas volcánicas que venden en los viveros llamadas aliflor. Se mezclan los dos y se coloca la planta, la cual se debe fijar con un alambre para que no se mueva". 

Casi eternas. Marruffo aclaró que la orquídea se da en todo tipo de clima: desde el páramo en Mérida hasta en la isla de Margarita, lo que difiere es el tiempo de floración. Un ejemplo es la cattleya mossiae que suele florecer en mayo, pero en el estado Bolívar lo hace en julio, y soporta hasta 5 meses sin agua. Además, destacó que son plantas que pueden durar hasta 70 años si reciben los cuidados adecuados. 

Sin embargo, el cultivador recomienda no mover la flor del lugar donde se coloca inicialmente, mucho menos cuando florece porque al hacerlo debe adaptarse al nuevo sitio y eso demora la floración. Indica que las manchas oscuras en la superficie revelan la presencia de hongos, y que las motitas blancas y cochinillas deben ser atacadas con químicos una vez a la semana por tres semanas. Además recomienda protegerlas contra estas plagas antes del comienzo del periodo de lluvia. 

Patrick Doffiny, director de Educación de la Asociación Venezolana de Orquideología, explicó que en la institución dictan talleres básicos sobre su cultivo. 

El próximo está pautado para el 20 de abril. Allí muestran el proceso de fecundación de la planta en la naturaleza y la siembra simbiótica creada por el hombre en el siglo XIX, la cual utilizan los viveros para multiplicarla sin dañar los bosques. 

"En frascos estériles se coloca una pequeña porción de la semilla, se sella y se espera que crezcan las plantas. Una vez que su tamaño es la mitad del frasco se colocan en un `pote comunitario’, pues deben seguir agrupadas y al tener un tamaño de cinco o seis centímetros o un poco más se separan y se siembran de forma individual", señaló. Doffiny agregó que la planta ya adulta se puede sembrar incluso en tarjetas madre de computadoras, en cocos, en envases plásticos o en piedras. 

"Aquí podemos sembrar las que tengan seudoóvulos, que son almacenamientos de nutrientes, como la cattleya".