• Caracas (Venezuela)

Espacios

Al instante

Un decorado navideño con un toque de elegancia

Un decorado navideño con un toque de elegancia / Foto Cortesía Niní y Amalia/Iskia

Un decorado navideño con un toque de elegancia / Foto Cortesía Niní y Amalia/Iskia

Rojo, dorado y plateado son los tonos de moda para esta época. El toque especial lo aportan ornamentos en porcelana pintada a mano

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Para muchos, la Navidad es sinónimo de decoración… una muy especial. Luces, coronas para las puertas, guirnaldas y bambalinas alegran los rincones del hogar. Los adornos inspirados en las figuras y personajes de esta época se consiguen en diversas formas y materiales. Es importante saber cómo combinar cada uno de ellos, así como los colores y colocar los objetos en el lugar adecuado para lograr un efecto envidiable.

En lo que se refiere a colores, Alex Zambelli, representante de la tienda Niní y Amalia, afirma que para esta temporada lo ideal es apostar por el rojo, dorado y plateado: “Son los tonos más elegantes”.

Porcelana. Al pensar en diciembre, lo primero que viene a la mente es el árbol de Navidad. Zambelli recomienda decorarlo con mallas rojas. “La cinta lo recarga mucho”, argumenta, y añade que se puede complementar con la colocación de flores, pero sin exagerar. Cuenta que en lugar de colocar el clásico pie de árbol hecho de tela se impone la tendencia de decorar la base con regalos hechos de acrílico con luces internas y que están disponibles en variedad tamaños y colores.

Hay quienes optan por vestir el pino con pequeños objetos decorativos y bambalinas. En años anteriores se guiaban por el predomino del color rojo en mallas, flores y bambalinas. Sin embargo, a lo tradicional se le puede adicionar un toque único. Vanessa Sánchez Kosa, representante de Iskia Venezuela, afirma que para esta Navidad se consiguen adornos hechos de porcelana y pintados a mano, la mayor parte de ellos en tonos blanco y verde con predominio de figuritas de San Nicolás.

A la mesa. Esta es la época del año destinada a las celebraciones y reuniones, por eso la cena navideña ocupa un lugar especial en la agenda de familiares y amigos. Por lo tanto, la mesa es la protagonista y de allí que la elección de la vajilla sea un aspecto importante. Los más reservados optan por colocar una clásica de piezas blancas de porcelana y cambiar los platos de base por unos de color verde o rojo.

No obstante, la decoración puede ir más allá. Zambelli indica que se encuentran vajillas creadas especialmente para estas ocasiones. “Tienen figuras alusivas a la temporada. Algunas tienen flores, estrellas o formas de árbol navideño”, expresa. Los vasos no se quedan atrás. Las copas transparentes han cedido paso a una tendencia más llamativa en la que se combinan con las figuras plasmadas en los platos, recipientes para tortas y galletas.
Sánchez señala que aun cuando la mayoría prefiere las vajillas en los tonos clásicos navideños también se pueden usar de color morado. Un candelabro plateado de acero inoxidable es un buen accesorio como el detalle protagonista en la decoración del comedor.

La tela crea un marco para las vajillas en la decoración de la mesa. En la época decembrina es común observar centros de mesa con grandes velas rojas acompañadas de flores. Sin embargo, Zambelli recomienda colocar caminos porque esa es la tendencia contemporánea. Sánchez añade que también se ofrecen manteles con motivos navideños que visten de una manera elegante y se combinan con servilletas e individuales de tela, de colores navideños o con figuras que hagan alusión a la festividad.

En todos los rincones. Pero el comedor no lo es todo. Es indispensable tener objetos que adornen las mesas pequeñas. Sánchez afirma que para estos sitios se consiguen bomboneras de porcelana y de cristal, aunque se puede colocar portavelas plateados de acero inoxidable para una y dos velas. Si desea agregar algo más, es posible recurrir a los clásicos cascanueces.
Para las repisas también hay opciones. Zambelli explica que los pesebres en miniatura son especiales para ubicar en esos lugares porque son un detalle sencillo que decora sin exagerar. De igual manera, se usan pequeños modelos de casas decoradas, figuras de ángeles y muñecos de Navidad. “La idea es adornar sin abusar”, recomienda.

Transparencias
Hace un par de años se inició la tendencia de rellenar jarrones o floreros transparentes con bambalinas de colores. Alex Zambelli afirma que es algo que se mantiene este año, aunque ahora se ofrecen unos recipientes decorados con motivos navideños. Otra opción es rellenarlos con esencias, lo que aporta un toque único, llamativo y agradable.