• Caracas (Venezuela)

Espacios

Al instante

Un cubo de concreto, metal y vidrio

Los paneles de aluminio y cristal dan privacidad al área social / Fotos FG+SG - Fernando Guerra

Los paneles de aluminio y cristal dan privacidad al área social / Fotos FG+SG - Fernando Guerra

La planta baja de la residencia paulista diseñada por el estudio MK27 plantea la integración plena de interior y exterior de la casa

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Sobre el terreno de 900 metros cuadrados el cubo de concreto parece flotar en el paisaje. No es de extrañar. El diseño de la residencia, que se encuentra en la urbanización Jardins de São Paulo, compite en la categoría de diseño de interiores en el World Architecture Festival, que se celebra en octubre en Singapur.

Diseñado por Studio MK27, Marcio Kogan, con coautoría de Suzana Glogowski e interiores de Diana Radomysler, la casa no es la primera construida en forma de cubo, pero destaca por la perfecta integración entre las áreas internas y externas.

“En nuestros hogares, interior y exterior siempre tienen una relación directa. Así que siempre se hacen los dos proyectos”, explica Glogowski.


Gran balcón

Oscar Niemeyer decía que no le gustaba el diseño de casas –a pesar de que hizo muchas– porque el de interiores no siempre respetaba la idea imaginada por el arquitecto.

De lejos, este no es el caso de este gran cubo mágico construido por el equipo de Kogan. En la planta baja, paneles de metal perforado y cristal que se pueden abrir completamente sustituyen las paredes. Al hacer eso, la sala de estar se convierte en casi un gran balcón en medio del jardín. Pero cuando las ventanas están cerradas, la sensación es de un cubo sólido. En el otro lado, donde está la cocina, hay ventanas que pueden ser total o parcialmente abiertas o cerradas. Pero el vidrio predomina.

“Es como magia, que da ligereza al diseño de la casa”, dice Glogowski, y explicó que el formato nació de la idea de utilizar una pequeña área del terreno y aprovechar el espacio externo.

Diseñado por la arquitecta paisajista Isabel Duprat, el jardín cuenta con abundante vegetación, lo que ayuda a dar la sensación de que la casa apenas reposa sobre el área verde. Como el ambiente a nivel del terreno está diseñado con sólo una columna de soporte en cada lado, la integración es completa.

A los lados de la sala, por ejemplo, una cubierta de madera conecta esta estancia con la piscina que, con fichas verdes e iluminación especial, también se integra al jardín.


Muebles especiales

Parte del mobiliario, como las estanterías de la sala, se han diseñado especialmente para esta casa que también tiene un piso exclusivo con un diseño de baldosas hidráulicas.

Con tres pisos, cuenta con un total de 540 metros cuadrados, pero el proyecto en el terreno es de menos de 200 metros. En las plantas superiores, las grandes ventanas permiten la entrada de luz natural a los ambientes. En la segunda planta estas grandes aberturas quedan en las habitaciones que tienen vista hacia la piscina. Por otro lado, donde se ubica la sala de televisión también la iluminación solar entra en el mismo formato. En el tercer piso el concreto se dispuso en los espacios donde están el clóset y el cuarto de baño. Una nueva apertura aparece en la pared de la habitación principal iluminando el interior.