• Caracas (Venezuela)

Espacios

Al instante

La crisis impulsa a decorar con lo esencial

Leriche expone con su exhibición que se puede vivir más ligero y  sin excesos | AFP

Leriche expone con su exhibición que se puede vivir más ligero y sin excesos | AFP

En el futuro inmediato la moda estará marcada por la eliminación de lo inútil, transparencias y mucho espacio vacío

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El diseño de interiores, un sector en crecimiento en el mundo, se volverá en los próximos años minimalista y zen, debido a la crisis y a la necesidad de hallar otros patrones de consumo, vaticinaron diseñadores en París, una de las capitales del diseño mundial.

Este movimiento hacia lo esencial se refleja en la búsqueda de “los objetos que de verdad necesitamos a nuestro alrededor para vivir”, señaló Elizabeth Leriche, una experta que tiene por misión desvelar las tendencias y los nuevos rumbos en el diseño.
Esa búsqueda de líneas depuradas es el hilo conductor de una exposición, Minimum, que Leriche organizó el mes pasado para Maison et Objets, la gran feria parisina consagrada al diseño de interiores.

“En nuestra sociedad de consumo masivo, quería explorar la idea de que uno puede vivir sin demasiadas cosas”, explicó Leriche. “Se trata de hallar una manera de vivir más ligera, sin excesos, más libre de objetos”. Su propuesta de volver a lo esencial está en contra del bling bling, ese lujo ostentoso que choca, en su opinión, con el ambiente de crisis que vive el mundo.

En su exhibición, esta descubridora de tendencias presentó objetos sobrios, sugeridos por sólo unas líneas y construidas con poco material, como una silla geométrica o un sofá en plexiglás, casi transparente, obra de un creador japonés.

Se trata de eliminar lo inútil, de proponer objetos que aspiran a la transparencia y dejan lugar para el espacio vacío. Objetos que responden a “otra manera de consumir, más sustentable para el planeta”, subrayó Leriche.

“Pero quiero combatir la idea de que el minimalismo es frío. Cuando se habla de minimalismo la gente tiene miedo que sea sólo blanco y negro, austero. Sin embargo, hay objetos minimalistas muy sensuales”, dijo, mostrando un sofá en color naranja evanescente, que se degrada paulatinamente al blanco.

Explosión de creatividad

François Bernard, otro buscador de tendencias en el diseño mundial, aseguró que en épocas de grandes convulsiones económicas y sociales se produce una explosión de la creatividad.

Y ahora, con la crisis, “estamos en el corazón de uno de esos períodos”, señaló Bernard, cuya exposición gira alrededor de los elementos –tierra, aire, fuego y agua– que inspiran objetos contemplativos zen.
 
“En el siglo XXI, ya hemos producido tantos objetos, tantas sillas, mesas, platos, que los diseñadores se preguntan qué más pueden hacer”, agregó Bernard y señaló como uno de los ejes del diseño de mañana la creación de objetos que provocan emoción y poesía.

“No hay espacio, en esta tendencia, para animales, tejidos impresos con flores, hojas”, dijo Bernard. Seleccionó objetos que –según sus palabras– hablan al alma, como una pantalla de lámpara que recrea el efecto de la luz que se desliza entre las hojas. “Objetos que nos provocan emociones, que evocan momentos felices”, concluyó.