• Caracas (Venezuela)

Espacios

Al instante

Más color y curvas en la ducha

Lasser combina paredes y suelo en el mismo con puertas en verde intenso, amarillo, naranja o morado / Archivo

Lasser combina paredes y suelo en el mismo con puertas en verde intenso, amarillo, naranja o morado / Archivo

La cromoterapia entra de lleno en las regaderas, así como una estética vanguardista

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Las mamparas delimitan la ducha, pero sus nuevos diseños sirven para dar otro estilo al baño, más allá de evitar que el agua se derrame.

Los cristales firmes cuentan con la máxima seguridad, son fáciles de limpiar y se adaptan a todo tipo de ambientes y espacios. Además se acoplan a los lugares más reducidos, y aportan una buena dosis de elegancia y funcionalidad.

La cromoterapia ha entrado en este espacio de placer de manera distinta, pero siempre muy efectiva. Nada mejor que una ducha con cromoterapia para sentirse bien y teñir el ambiente de color y sensaciones.

Se trata de propuestas sin excesos que aúnan calidad y belleza. La firma Ramón Soler propone un rociador, Hidrocrom Black & White con el que se pueden utilizar tres programas de cromoterapia. Su objetivo es revitalizar el agua a través de un remolino de oxigenación y aportar fotones de luz: una ducha con sensación de spa, a la que se le puede añadir sonido para escuchar música, tal y como dice su creador.

El sistema no deja de lado la eficiencia energética, cuenta con un sistema de ahorro de agua y los programas no duran más de dos minutos, aunque se pueden repetir a voluntad.

Intenso. La propuesta de Lasser es combinar paredes y suelo en el mismo color, de manera que la transparencia de las puertas transmita el color de las paredes en verde intenso, amarillo, naranja o morado.

Puertas corredizas, plegables, con cristal templado de 8 y 10 milímetros, bisagras de acero inoxidable y platos de ducha desde pentagonales a los tradicionales cuadrados son algunas de las opciones que presentan.

Vetrolux propone bastidores curvos, con la intención de ofrecer soluciones al baño en lugares en los que hasta ahora no era posible.

“La curva está de moda por su funcionalidad en espacios de baño pequeños”, comentan desde la firma. Con un diseño minimalista y doble carril con ruedas de acero, los cristales se desplazan con facilidad y garantizan un cierre hermético y sin fisuras.

Este especialista en la fabricación a la medida de cabinas para bañeras y duchas, con un cuidado diseño y una gran calidad ofrece acabados en vidrios lacados, serigrafiados, vidrios con led o laminados con color.

Para aquellos que no les guste el movimiento, una hoja fija para una ducha frontal es una solución sencilla y elegante que firma Duscholux.

Cristales personalizados. El diseño vanguardista, al prescindir de cualquier tipo de estructura, también se manifiesta en los modelos de Cesana al combinar una hoja fina con dos paneles abatibles de vidrio templado. Líneas rectas y puras que proporcionan una estética sencilla.

Personalizar los cristales es otra de las opciones para que el baño se convierta en un lugar exclusivo. Profiltek ofrece diseños personalizados con dos frontales fijos y uno abatible.

Las mamparas de Jacob Delafon, todo un especialista en la materia, incluyen un tratamiento anticalcáreo para facilitar su limpieza y sus puertas están disponibles en tres versiones de apertura: con puertas pivotantes sobre su propio eje, corredizas y abatibles.

Las puertas corredizas son la solución ideal cuando falta espacio y no se quiere restarlo al segmento de la ducha. De esta manera, además, se ahorra el ángulo de apertura, con lo que las propuestas para colocar la regadera se multiplican y se consigue con ello sacarlas del habitual rincón al que quedan relegadas.