• Caracas (Venezuela)

Espacios

Al instante

La belleza duradera se aloja en los pisos

Pisos de ensueño

Pisos de ensueño

El sueño de un elegante y práctico suelo de madera está cada vez más al alcance con las nuevas tecnologías y las facilidades de instalación

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Bajo los pies siempre hay novedades. Ahora los pisos de madera son más resistentes y duraderos, más fáciles de cuidar y limpiar, más simples de instalar e incluso hasta algunos son ecológicos.

Entre los que llenan esa lista de “más y más” están los de la firma Par-ky que se consiguen en las tiendas Decolores, que combinan la textura y belleza de la madera natural con la comodidad de la instalación de un piso laminado.

“La capa milimétrica superior es de madera, lo que proporciona la sensación y calidez de este material natural. Como es madera de verdad cada tabla es diferente, única, con sus vetas, tal como lo es cada árbol” es como describe Griet Fournier, representante de ventas internacionales de la marca belga, las cualidades de estos tablones que se montan de manera rápida con un sistema de clic; es decir, ensamblando una lámina con otra sin necesidad de utilizar pegamento.

Otra ventaja es que no necesita el trabajo de acabado porque se le aplican ocho capas de barniz. Eso significa que aun cuando parezca un suelo de madera tradicional no precisa de toda la labor de protección. Son resistentes a los arañazos, al agua y al fuego.

Un punto adicional es que dos de las cuatro colecciones de Par-ky no requieren aislante (un material aluminizado o de espuma que se pone antes de colocar las tablas de los pisos flotantes) debido a que posee corcho integrado, un elemento natural y reciclable que le da un sonido sólido tal como la madera maciza.

Entre el fino revestimiento de madera (0,6 milímetros) y el corcho se encuentra un manto de HDF (tablero de alta densidad) que absorbe los impactos, eso es desde la caída de un objeto de gran peso hasta el constante y cotidiano paso de los tacones.

Fournier remarca que la materia prima para esos pisos proviene de bosques controlados bien gestionados, lo que significa que la producción se realiza con el debido cuidado del medio ambiente. “Al usar una capa milimétrica de madera quiere decir que usamos 25 veces menos la cantidad de madera que un piso tradicional. Y la ventaja de esta chapa tan fina es que podemos ofrecer maderas exóticas provenientes de muchas partes del mundo como, por ejemplo, el ébano de Macassar o el olivo a un mejor precio. Nuestro compromiso con la ecología también se encuentra en la producción, porque la fábrica que inauguramos el año pasado en Bélgica funciona con paneles solares y energía eólica”, explica.
 
Opciones plásticas. Recientemente, ha surgido en el mercado una alternativa que es un piso de PVC (resina derivada del plástico) en cuya parte exterior imita las vetas y colores de la madera. Las láminas son finas y flexibles, tanto que al instalarlas se ajustan a cualquier irregularidad en la superficie.
“No requiere aislante. Es fácil de limpiar porque se puede usar desinfectante y hasta ponerle un toque de cloro al agua de la mopa; además es higiénico, antialérgico y antirresbalante”, explica Daisy Díaz, representante de ventas de Inversiones Moodo's Floor. Añade que es retardante de fuego, eso es que cuenta con una protección química que detiene la propagación del fuego.

Díaz remarca que es insonoro y que su aspecto más resaltante es que es 100% impermeable, resistente a las manchas y arañazos. “Cuenta con 25 años de garantía y es fácil de instalar gracias a su sistema de uniclic, con el que se une una lámina con otra sin necesidad de pegamento”, dice.

Otra alternativa la ofrece Urban Front de Venezuela con sus pisos de vinick. María Inés Alves, del departamento de Operaciones de UF, señala que son de origen austríaco. Aparte de ser impermeables, y como remarca Alves “no es que son resistentes al agua, es que no la dejan pasar”, se colocan de manera sencilla y rápida, e igual funcionan para una casa que para un local comercial u oficina.