• Caracas (Venezuela)

Espacios

Al instante

Las alfombras exhiben texturas mullidas

Las alfombras exhiben texturas mullidas / EFE

Las alfombras exhiben texturas mullidas / EFE

Los tapices mezclan pasado y el futuro con la intención de lograr un tacto sutil

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Es tiempo de cambio, de vestir suelos de color, con historia… una manera de hacer del suelo un lugar también de encuentro, en busca de nuevas culturas, un lugar de juegos en el que al poner los pies desnudos se pueda hacer volar la imaginación.

Sin ostentación, pero dejando que el lujo se descubra en cada uno de sus pespuntes, la artista florentina Isabella Sodi ha creado una original colección para Golran.

La artista comenzó a trabajar como diseñadora de interiores, un oficio al que ha regresado después de trasladar su genio creador a la moda durante un tiempo.

En esta incursión en el textil y las alfombras, Sodi ha interpretado en cada una de sus creaciones su conocimiento de la alta costura ensamblando en él su amplio bagaje estético-cultural del diseño de interiores.

Del pasado al futuro

El resultado es una colección suspendida entre el pasado y el futuro, con piezas arraigadas en la tradición. Para ello se ha ido a Nepal, el lugar de la producción donde la experiencia es la herramienta fundamental en la cual apoyarse.

Bajo el nombre de Memories, cada pieza resulta toda una declaración de intenciones para el recuerdo, donde la naturaleza está presente en el diseño de los bordados, los colores y la confección, en un equilibrio perfecto.

El brillo de la seda, el bambú y las fibras de soya lisas, en lino y lana, con imperfección de este tejido sin teñir o deliberadamente imperfectas con un efecto conseguido por el teñido artesanal las alfombras en el siglo XXI como si provinieran de otra época.

La moda

Los tonos están muy lejos de resultar llamativos. Son pequeñas pinceladas de color en  blanco tiza, grises de la arcilla y la pizarra; además de cuarzo y ónix, azules ágata empolvados o azules profundos de lapislázuli.

Los rojos están pegados a la tierra y se extienden del coral al terracota; verdes como el jade o las esmeraldas; los tonos dorados del ámbar o el topacio, marrones turba o barro, hasta el negro del ébano o la hematita.

Buscando el efecto seda, KP lanza esta temporada una nueva calidad que en esta ocasión tiene como novedad la altura de pelo y su colorido, concentrado en tierras y grises topo, que viene a completar el muestrario de Efekto Seda.

La intención: ampliar su muestrario de alfombras elegantes y a un precio competitivo, de tacto agradable y efectos satinados, “tan característicos de las antiguas alfombras de seda iraníes”, dicen desde la firma.

La actualidad llega de la mano de su diseño Krazy, una alfombra de pelo largo que se trabaja en rollo y a medida. El cuerpo se hunde sobre ella con un mínimo contacto. Pies calientes y cuerpo a tono.

Pablo Paniker apuesta por los tonos neutros y por establecer una conexión con África y sus colores en unas alfombras en las que el pachtwork concentra su lado tribal y más natural.

Para ambientes menos informales, el pelo es también su gran apuesta en colores lisos que van desde el burdeos al gris plomo. Enormes estampados florales llenos de colorido marcan el efecto contrario, para vestir suelos llenos de color y luminosidad.