• Caracas (Venezuela)

Espacios

Al instante

Las alfombras aportan estilo y confort

Las alfombras son ideales para sala, comedor, estudios o family-room/Fotos Capuy/Boconcept

Las alfombras son ideales para sala, comedor, estudios o family-room/Fotos Capuy/Boconcept

Como el marco de un retrato, un tapete integra y, a la vez, delimita ambientes dentro de la casa, además de invitar al descanso

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Por el clima tropical de Venezuela, puede que las alfombras no sean consideradas un must en el hogar, en términos prácticos. Sin embargo, en lo que a decoración y estilo atañe, las alfombras no deben faltar en espacios como sala, comedor, estudio y family room. Su función va más allá de ese plácido caminar sobre el piso mullido; un buen tapete realza muebles y pisos, bien sea porque se crea una armonía cromática con el tono del sofá o, elegido en tonos contrastantes, destaca una mesa minimalista.

Como el marco de una obra de arte, una alfombra delimita espacios y establece diferencias entre áreas de la casa. Esto es bien agradecido en apartamentos pequeños –y no tanto–, en los que el límite entre la sala y el comedor es difuso, por ejemplo. Complementar el set del recibo con una alfombra dibujará una línea ficticia alrededor de este espacio e integrará la decoración del área. “La sensación que transmite esa necesaria alfombra es de complemento. Permite visualizar el mobiliario como parte de un todo claramente establecido”, explica Jacques Miodownik, director de Collectania.

Junto con las cortinas, se considera que las alfombras visten los espacios, indica Nora Toledano de Cohen, representante de Stylus. “Especialmente las salas. Y no hay que tener miedo de poner una alfombra sobre mármol, piedra o pisos de madera. El piso forma parte del acabado del inmueble, pero no puede considerarse decorativo”, apunta.

Adiós tendencias. Elegir una alfombra es divertido. Lejos quedaron los tiempos en los que el piso estaba condenado a lucir un tapete persa con flecos; la decisión hoy puede hacerse sobre miles de opciones. Materiales como lana, seda, viscosa, cuero y pelos animales, dan vida a alfombras con texturas y acabados variopintos que, además, son tan gratos al tacto que hay que reprimir el deseo de llevarlos todos a casa y tenderse sobre ellos.

La excelente noticia es que, precisamente ahora, no hay tendencias preestablecidas para hacer la selección: se trata simplemente de tomar en cuenta factores como las dimensiones del área que se decorará, los colores o estampado de los muebles y el gusto personal. “No hay mandamientos específicos. Una alfombra funciona si le da ese look buscado al ambiente, sin importar si es una pieza de colores atrevidos o algo más sobrio”, señala Nelson Gómez, gerente de Capuy.

Con él coinciden Toledano y Miodownik, que proponen dos formas para seleccionar la pieza, de acuerdo con los tonos de la decoración: en armonía o en contraste. En el caso de las alfombras unicolor, funcionan muy bien las de viscosa –fibra vegetal–, que tienen la particularidad de que proyectan degradés en su superficie, según el modo en el que cada hebra reciba la luz del ambiente. La sensación de las alfombras de viscosa es que son piezas estampadas con diferentes tonos, cuando en realidad se trata de un solo color.

Un efecto interesante aportan las texturas. Materiales como la lana permiten crear relieves como hojuelas, cubos y rizos, que dan sensación de movimiento. También hebras largas de lana o cuero, en hilachas, continúan utilizándose para alfombras felpudas que calzan bien en el family room, pues invitan a la comodidad y calidez, e inclusive para la sala. “Para el comedor no es una buena idea tenerlas, porque acumularían residuos de comida entre las fibras. También restan movilidad a las sillas de uso diario”, señala Miodownik. Es así como para este espacio son preferibles las de tejidos menos densos y hebras cortas.

 Lo nuevo. Otra posibilidad es elegir alfombras con vibrantes estampados multicolores para sets sobrios. Esta es la apuesta de temporada de Stylus, que cuenta entre sus catálogos con coloridos diseños para combinar con puffs y cojines a juego en sofás blancos, negros o grises. Para asientos en tonos muy vivos, Toledano recomienda la elección de tapetes en tonos opacos.

Capuy y Collectania, entre lo más novedoso que ofrecen, presentan las vintage reloaded: una reinvención de la tradicional alfombra persa que ha sido la sensación en Europa. La pieza consiste en grandes “retazos” de tapetes persas unidos a mano y con efectos de desgaste intencionalmente realizados, que integran una gran alfombra completamente nueva. La técnica permite unir en una misma pieza tonos disímiles que, en conjunto, dan un aspecto innovador al espacio que decoran. “Las utilizamos más para ambientes sociales que para espacios íntimos”, destaca Nelson Gómez. Es el mismo caso de novedosas moquetas que representan conocidas obras del pop art y que también se usan para la decoración de estas áreas.

En los espacios íntimos, mandan la lana, algodón, seda y viscosa por su confortable textura. Para el baño hay que elegir algodón, pues es fácilmente lavable. Para exteriores, fibras sintéticas como poliéster y nylon, aunque tratados para permanecer a la intemperie porque de lo contrario se dañarán. Las alfombras para el interior de la casa requieren, por su parte, de cuidados tradicionales que pueden aplicarse en casas especializadas.

 Tamaño y forma. Después del arte y los materiales, hay que pensar en las dimensiones del área que lucirá la alfombra. Las piezas rectangulares suelen ser las más vendidas, pues se adaptan fácilmente a la forma de la habitación. “Las alfombras redondas son para ser apreciadas en toda su forma, por lo que deben estar bien separadas de las paredes”, recomienda Miodownik. Se considera que una alfombra debe ser lo suficientemente amplia para cubrir todo el set de muebles; en habitaciones y estudios, privan las de gran formato. Un pequeño tapete a los pies de la cama es una tendencia que, definitivamente, pasó a mejor vida.

Para dimensiones muy específicas, Stylus comercializa alfombras hechas a la medida, aunque su costo no es el más económico. Una opción también sería sobreponer varias alfombras en un mismo espacio, sugiere Toledano, aunque es una estrategia atrevida que quizá debería ser discutida con un decorador.


Talla

Las alfombras rectangulares suelen comercializarse en 3 tamaños: 1,70 por 2,40 metros; 2 por 3 metros y 2,50 por 3,50 metros. De estos formatos, el más comercial es el primero porque se adapta a la mayoría de los espacios.

Calidad

La altura de las fibras, su densidad y textura ayudan a determinar la calidad de la alfombra al momento de hacer la compra, explica Nelson Gómez, de Capuy. Un buen acabado es siempre visible, por el brillo de las hebras o su corte, aunque para mayor seguridad lo más recomendable es acudir a proveedores de confianza, que brinden asesoría personalizada.

 Señas

Collectania

Cuadra Creativa y Gastronómica, entre tercera y cuarta avenida de Los Palos Grandes. Caracas

Teléfonos: (0212) 286 7518/ 514 3562

 

Stylus

Avenida Río de Janeiro entre calles Nueva York y Trinidad, edificio El Remanso, Planta Baja. Las Mercedes, Caracas.
Teléfonos: (0212) 993 7266/ 992 4310

 

Capuy

Avenida principal de El Bosque, centro comercial Expreso. Pisos 3 y 4. Chacaíto, Caracas.

Teléfono: (0212) 952 7611