• Caracas (Venezuela)

Espacios

Al instante

Vuelve el debate por los arbolitos

Tala de árboles

Tala de árboles

La apuesta se divide entre los naturales y los artificiales. La tala de pinos aviva las críticas debido a la deforestación, pero los plásticos son de difícil reciclaje

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El debate sobre las ventajas y desventajas de los árboles de Navidad naturales y artificiales es quizás igual de antiguo que su inclusión como elemento decorativo de la época festiva.

A través de los años, simpatizantes y detractores han argumentado intensamente sin que aún haya un claro ganador, reconoció la ingeniera Sandra Cruz Pol, catedrática de la Universidad de Puerto Rico. “Ambientalmente hay un debate entre árboles naturales y artificiales que aún no se ha esclarecido”, dijo.

Un hecho que pesa en contra de los naturales es que miles de ellos son talados año tras año, práctica criticada debido a la deforestación. Pero también es un hecho que la mayoría —si no todos— se siembran con el fin expreso de talarlos en esta época y cada año se sustituyen con nuevos.

En opinión de Cruz Pol, un árbol que se mata es un árbol que deja de absorber CO2 (dióxido de carbono), uno de los gases que contribuye aminorar el calentamiento global.

“En esos casos, conviene más uno artificial que puede durar hasta 10 años”, indicó la experta.

 

La solución. Otra ventaja es que los árboles artificiales tampoco requieren grandes bases o soportes ni dispositivos de hidratación. Reconoció, sin embargo, que con ellos surgen otras críticas, siendo la más notable que están hechos de plásticos y otros materiales que resultan de difícil reciclaje.

Ese no es el caso con los naturales, que una vez que acaba la Navidad son reciclados mediante trituración. La viruta resultante se utiliza para labores de ornato, controlar la erosión y hacer abono orgánico.

Cruz Pol indicó que los árboles artificiales pueden ser perjudiciales para la salud, particularmente de los niños y las mascotas, lo que explica por qué muchos traen consigo etiquetas de advertencia. Pero del mismo modo, los árboles naturales pueden causar alergias.

“Una mejor alternativa es tomar una de las especies de pinos que se siembran en el trópico, sembrarlo en un tiesto, ponerlo dentro de la casa y decorarlo”, afirmó la experta. “Cuando ese pino crezca mucho, se siembra en el jardín”, concluyó.

 

LEYENDAS

Soporte de hidratación para pino

 

Colocarlo en una maceta es una buena opción