• Caracas (Venezuela)

Espacios

Al instante

Rompecabezas de cerámica

Patchwork en la pared y en el suelo

Patchwork en la pared y en el suelo

La tendencia es mezclar baldosas monocolor con zonas de azulejos vintage

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Han regresado con fuerza para quedarse. Los tonos únicos, pero sobre todo los puzzles de colores vibrantes, en paredes o pisos ofrecen diversión y elegancia a partes iguales.

Es un material muy resistente al paso del tiempo y a los cambios de temperatura, además seguro ante los deslizamientos, y una vez colocado requiere pocas atenciones especiales.

La tendencia “mash-up” que remezcla dos obras previas para generar una tercera está de plena actualidad. Junto a ella, los motivos florales toman como referencia los papeles antiguos, el color y las texturas.

Se potencian los materiales en crudo, sin tratar, –o que al menos lo parezcan– y no desaparecen de los catálogos los revestimientos y pavimentos cerámicos más lujosos.

Los suelos de nuestras abuelas llegan convertidos en una alfombra mágica de tonalidades para el exterior e interior de la vivienda, que en ocasiones se difuminan, para crear un único espacio, y es el mobiliario el encargado de marcar la diferencia. 

En Cevimasa, una de las citas más importantes en cerámica en España, se ha puesto de manifiesto una forma renovada de mirar el pasado. En ella, se han retomado los pequeños formatos, tanto cuadrados como rectangulares con esmaltados clásicos y aspecto manual. También retornan las referencias clásicas como las piezas de barro cocido esmaltadas con efecto craquelado.

Los motivos florales extragrandes son las principales referencias, en tonos naranjas, morados o azules.

En el caso de dos áreas y un pavimento, Ascer (Asociación Española de Fabricantes de Azulejos y Pavimentos Cerámicos) recomienda planificar las áreas y encontrar zonas que flexibilicen su uso.

Para el exterior apuestan por baldosas cerámicas con diseño en damero y tonalidades beige, combinadas con muebles caoba de estilo oriental y el toque artesanal de las piezas de mimbre, una base fantástica para disfrutar del aire libre.

Para ofrecer homogeneidad en los espacios urbanos en balcones, terrazas y azoteas, la cerámica permite pavimentar utilizando las mismas piezas y así conseguir una mayor sensación de amplitud, con un toque actual. La tendencia es mezclar baldosas monocolor con zonas de azulejos vintage colocados en estilo mix&match (mezclar estampados y combinarlos).

Una de las alternativas para conseguir este efecto continuo es utilizar el mismo recubrimiento con colecciones inspiradas en tonos piedra.

En este caso, Keraben con su colección Beauval plasma la belleza de la piedra natural, que reúne todos los beneficios de los porcelánicos: un material sólido y de alta durabilidad, de fácil manipulación, con un control productivo que neutraliza los defectos y la agresividad de la piedra.

La colección Jazz recrea un aire industrial, fruto de un proceso experimental y de investigación. El acabado reproduce un efecto cemento con colores frescos.

El patchwork, una tendencia que ha entrado con fuerza en los hogares gracias a los textiles, también lo hace a través de los porcelánicos. Los voceros de Ascer aseguran que “las peculiaridades de los azulejos y las baldosas cerámicas permiten crear fácilmente combinaciones muy originales inspiradas en esta técnica tradicional”.

El objetivo con estas composiciones es generar dibujos asimétricos equilibrados con distintas piezas y un efecto visual muy atractivo. El resultado son cocinas, salones o espacios con una variedad cromática que va desde el espíritu más divertido al más clásico. Las cocinas parecen vestirse de fiesta y la sobriedad de las salas se rompe sin que se pierda la elegancia del espacio.