• Caracas (Venezuela)

Espacios

Al instante

Repisas con personalidad

Repisas

Repisas

Un par de tablas y dos cinturones dan vida a este mueble que no necesita taladros o sierras eléctricas para su construcción

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

En la decoración, como en la vida, siempre llama la atención todo aquello que es inesperado o fuera de lo común. Es por eso que estas repisas, elaboradas con listones de madera y dos cinturones viejos ­de esos que están en el último rincón del armario­ son además de funcionales, diferentes.

Lo mejor es que hasta el más iletrado en carpintería puede construirlas, pues no precisan del uso de taladros ni de sierras eléctricas. Una vez listas, no queda sino colocarlas en el área de preferencia: en la cocina para almacenar especies, recetarios y utensilios; en la sala para exhibir floreros o materos pequeños, o en el estudio para acomodar libros. La apariencia rústica y original de estas repisas, sin duda, despertará el interés de hasta el ojo más despistado.

Materiales: dos tablas de madera de 12 centímetros de ancho, 80 centímetros de largo y un espesor de al menos 2,5 centímetros, 2 cinturones de cuero que midan aproximadamente un metro y medio de largo y 5 centímetros de ancho (según las preferencias de cada quien pueden o no ser del mismo color) y clavos.

Herramientas: martillo, punzón, cinta métrica y lápiz.

Tiempo: una hora aproximadamente, dependiendo de su destreza y habilidad.

Procedimiento:

1. Medir 5 centímetros desde ambos extremos de cada tabla y hacer una marca. Puede trazar una línea en el reverso para que sea más fácil alinear los cinturones.

2. Abotonar cada cinturón para que queden de 70 centímetros de largo. Si es necesario se le pueden abrir más huecos usando un punzón.

3. Coloque la primera tabla entre los dos cinturones, justo entre las marcas que trazó en el paso 1. Arregle los cinturones de modo que la hebilla quede donde lo desee, y asegúrese de que no coincida con la altura en la que planea fijar la repisa.

4. Cuando tenga los cinturones en el sitio correcto, voltee la tabla y fíjela al borde inferior del cinturón con tres clavos.

Repetir en el otro extremo.

5. Una vez que el reverso de la tabla esté fijado al cinturón deberá colocar un clavo en cada cara de su ancho. Repetir en el otro extremo.

6. Coloque la segunda tabla 25 centímetros más arriba de la primera y fíjela con un clavo en cada cara de su ancho. Repetir en el otro extremo.

7. Con ayuda de otra persona llévela hasta el sitio seleccionado y en la parte interna de la correa coloque un clavo y fíjelo a la pared.