• Caracas (Venezuela)

Espacios

Al instante

Erigir un jardín dentro de casa

La pasión por la naturaleza no tiene que reducirse al exterior

La pasión por la naturaleza no tiene que reducirse al exterior

La pasión por la naturaleza no tiene que reducirse al exterior. Conozca algunas recomendaciones para recrear un bosque verde puertas adentro

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

“¿Qué planta puedo elegir para la sala y cuál para la cocina?” es la interrogante que se formula cualquier propietario que desee dar un aire cálido al hogar. La respuesta no es tan obvia como podría pensarse, pues las arquitectas Carla Urreiztieta y Yazmín Díaz coinciden en que la temperatura y la incidencia del sol influyen para que la mata perdure y florezca sanamente. No todos los espacios son ideales para decorar con flores. También se debe considerar cómo afecta el tipo de decoración y los colores que predominan para evitar que rompan el concepto de diseño establecido.

A modo de parabán

En salones de doble de altura o extensos donde se deseen separar dos ambientes se puede solucionar con un par de maceteros que marquen el espacio entre la sala y el comedor, por ejemplo. La calanchoes, una planta popular y fácil de cultivar, es ideal por el variado colorido de sus flores blancas, naranjas, rosadas y rojas puestas dentro de maceta de fibra de vidrio que combinen con el color de las paredes. Yazmín Díaz, arquitecta de la tienda Delineo, explica que la importancia de decorar con plantas radica en colocarlas orientadas hacia la luz solar –aunque no excesiva– y con una ventilación adecuada.

Un seibó siempre engalanado

Cuando se compran flores se piensan bajo la premisa de adornar un aparador para una ocasión especial. Pero, ¿por qué no mantenerlo reluciente constantemente? Para ello, escoja una planta con personalidad como la amarilis –una bulbosa que se adapta a ambientes internos y a la luz indirecta– y colóquelas en un par de recipientes iguales en diferentes tamaños. Los áloes, igualmente, lucirán bien si se colocan en pareja. Díaz propicia el uso de macetas de policarbonato, ya sean mates o satinadas, combinadas con vasijas de arcillas para lograr un estilo ecléctico. “Todo depende del espacio y del gusto del propietario, pero la tendencia más actual consiste en mezclar estilos”, agrega Díaz.

Altura: la mejor aliada

Tener techos altos en casa es una dicha cuando se decora con conciencia verde. El bambú, considerado como el acero vegetal, es la primera opción que viene a la mente, eso sí, nunca lo coloque en espacios extremadamente cálidos para que se mantenga sano. Carla Urreiztieta, arquitecta de Arkidecor, señala que es válido aplicar este truco en los huecos que quedan en las escaleras circulares y emplear las macetas aéreas para guindar malangas a diferentes alturas. “Se pueden emplear en ventanales y balcones. Incluso existen materos que ponen la planta al revés y hace que luzcan sensacionales”, añade.

La distancia considerable entre el piso y el techo también es propicia para disponer cactus como la variedad euphorbia pseudocactus cuyos brazos parecen obras esculturales que se integran a la perfección en ambientes de diseño. La ventaja es que no requieren mucha agua.

Díaz plantea la idea de jugar con otros elementos decorativos. “Si tiene una lámpara de pie puede complementarla con plantas largas para emular la sensación verdosa de un bosque”, sugiere.

Una mata para cada lugar

Cocina. Urreiztieta asegura que un toque encantador para decorar se basa en porrones minimalistas llenos de plantas para aliñar como la menta, el perejil, la albahaca, entre otras. Las xerófilas también son amigas de esta área por lo resistente que son a las temperaturas cuando se preparan alimentos.

Terraza. Sin dudar, el búcaro se ajusta en espacios pequeños pero sofisticados. Díaz sugiere sembrar las matas en maceteros que tienen luz incorporada para dar un toque moderno. Urreiztieta aconseja colocar una palmera si tiene un patio interno, para darle un aire tropical a la casa.

Biblioteca. Pueden disponer de pequeños floreros en las repisas acompañados de cajitas decoradas o pintadas en las que se depositen hierbas variadas para crear un ambiente acogedor y materos pequeños con flores delicadas que no requieran tanta luz solar.

Sala. La orquídea y la palma china son las protagonistas cuando se quiere tener una estancia sofisticada y diferente. El colorido de las flores es necesario para alegrar el espacio: rojas, amarillas y blancas dan luz y agrandan cada rincón.

Habitación. Aunque algunos diseñadores contemplan la idea de decorar el cuarto, Díaz y Urreiztieta coinciden con que es preferible descartar este sitio o al menos limitarse al áloe vera, yerbera o la dracaena porque son los mejores filtros para toxinas del aire.

Paredes ecológicas. Así como es importante esforzarse para que la casa tenga un destello verde en su interior, también vale la pena implementar algunas iniciativas que favorezcan los acabados externos. Yazmín Díaz explica que en algunas fachadas residenciales en la capital, afectadas por los grafitis y el deterioro, se ha optado por las paredes ecológicas que con ayuda de mallas decoradas con  helechos o enredaderas le asignan un valor adicional a la edificación. “Es una tendencia incipiente y costosa, pero vale la pena tenerla como opción e incluso idear, a través de otros materiales como tubos con orificios, una forma menos onerosa de mantener las plantas sujetas a las paredes”, añade Díaz.

¡Tierra a la vista! Cuesta creer que la tierra pueda tener valor estético dentro del hogar, pero lo cierto es que actualmente se usan macetas de cristal ideales para plantas como orquídeas o helechos enanos porque dejan al desnudo sus sustratos. Una alternativa podría ser adquirir varios de estos porrones transparentes y ponerlos en una hilera de manera continua en un muro estrecho.

Si considera que la tierra no es lo suficientemente atractiva para su decoración, rellene la maceta con piedras blancas. Le dará un toque chic al espacio.