• Caracas (Venezuela)

Espacios

Al instante

Dormir seguros y en paz

Dormir seguros y en paz

Dormir seguros y en paz

Su uso constante y el estar la mayor parte del tiempo cubiertos por sábanas y edredones los convierte en objetos susceptibles a acumular polvo, manchas y malos olores

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Los colchones son de esos objetos del hogar a los que se suele subestimar. Es decir, a la hora de adquirirlos, la mayoría coincide en que no hay que escatimar en calidad y ergonomía pero cuando se trata de su mantenimiento el olvido o la dejadez salen al paso. El hecho de que estén cubiertos por lencería quizás hace que su cuidado pase a segundo plano ―“ojos que no ven, corazón que no siente”, por decirlo de alguna manera.

Sin embargo, el uso constante y estar al resguardo de sábanas y edredones casi constantemente hace que se acumule polvo (y sus respectivos ácaros), manchas y malas olores. Además si no se cuida su higiene puede acarrear alergias y otros problemas. Aquí procedimientos y recomendaciones para evitar su deterioro:

1. Airear el colchón cada vez que se cambian las sábanas, o al menos cada dos semanas. Lo ideal sería sacarlo al exterior para que se ventile, sin embargo como esto no siempre es posible, se debe procurar dejarlo sin nada encima en una habitación ventilada e iluminada.

2. Cambiarlo de posición cada cierto tiempo pues esto evitará que se deforme o se desgaste más en algunas zonas que otras:

-         Cada dos meses intercambiar los extremos de sitio para que la parte donde se apoyaba la cabeza sostenga ahora los pies y viceversa.

-         Cada seis meses girarlo para que el lado que estuvo arriba quede ahora hacia abajo y viceversa. De este modo se prolonga su vida útil.

3. Aplicar la aspiradora por ambos lados del colchón al menos cada dos semanas. El objetivo es quitar polvo e liminar ácaros y otros microbios que se acumulan y que pueden ocasionar alergias u otras enfermedades. Antes de pasarle la aspiradora y con el colchón totalmente despejado se recomienda darle algunos golpes con un elemento resistente (como un palo de escoba) para aflojar la suciedad. Si se sufre de alergias lo mejor será hacer esto utilizando una mascarilla o tapabocas.

4. Las manchas más comunes por lo general se pueden quitar con la aplicación de un paño húmedo con agua y jabón, pero es importante mojar el colchón lo menos posible ya que si la humedad se filtra hacia el interior después es muy difícil de eliminar y puede ocasionar problemas mayores.

5. Si el procedimiento anterior no funciona es hora de probar con bicarbonato de sodio. Utilizar un tamiz o colador y espolvorearlo sobre la superficie del colchón. Posteriormente dejar que el bicarbonato absorba la suciedad de las manchas y el mal olor durante algunas horas. Esto debe hacerse antes de aspirar el colchón.

6. En algunos casos hay sustancias (como vómito, orina o sangre) que son especialmente complicadas de extraer. Para tratarlas: rociar bicarbonato de sodio y con un cepillo de diente aplicar una solución de una cucharada de agua oxigenada y una taza de vinagre en un litro de agua. Posteriormente proceder a aspirar.


En la web

Para estas y otras sugerencias de cómo cuidar y limpiar un colchón visitar:

 

www.consumer.es/web/es/bricolaje/pintura_y_decoracion/2013/09/17/218059.php#.Uj8OLxOSN_o.twitter

www.hogarutil.com/hogar/limpieza-orden/objetos/201004/limpiar-colchon-6342.html

http://hogartotal.imujer.com/2007/11/01/como-limpiar-el-colchon

http://hogar.comohacerpara.com/n6877/como-limpiar-el-colchon.html

 

Otros consejos

 - Si el colchón tiene funda se debe poner a remojar durante algunas horas en agua caliente con una tasa de vinagre y un par de cucharadas de bicarbonato de sodio. Luego se debe dejar secar al aire libre.

- Es recomendable asear el colchón cuando haya buen tiempo y esté soleado, ya que de esta manera el colchón secará con mayor rapidez.

- Otra opción para combatir e mal olor es añadirle unas gotas de aceite o extracto de lavanda (se puede conseguir en tiendas naturistas) al bicarbonato de sodio en un envase, agitar y aplicar.

- Si a pesar de todo lo sugerido la mancha se resiste lo mejor es acudir a un profesional de la limpieza de colchones para ver si todavía es posible quitarla.