• Caracas (Venezuela)

Espacios

Al instante

Casas para vivir del sol

Los inquilinos riegan el exterior de la morada con agua depurada

Los inquilinos riegan el exterior de la morada con agua depurada

Cerca de una veintena de equipos internacionales pugnan por hacer la vivienda autosuficiente más sostenible

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

La construcción de casas sostenibles cuenta ahora con "el efecto botijo" (como vasija de barro), de acuerdo con lo que se puede observar en el Solar Decathlon Europe, un concurso por la vivienda más eficiente en cuanto a consumo y producción de energía que se celebra en la capital española.

Las paredes "están hechas de arcilla por las que se cuela agua que se evapora, de modo que adentro se mantiene fresca", recuerda Luz Baco, arquitecta y miembro del Andalucía Team, acerca de este efecto.

En la propuesta andaluza, Patio 2.12, la arcilla se riega con la misma agua que utilizarían sus inquilinos, después de depurarla convenientemente. Es una de las novedosas técnicas para mantener la temperatura ambiente óptima y ahorrar energía. Pero hay muchas más y están al alcance de quien quiera pasarse por la villa solar del certamen que presenta 19 competidores y que se celebra por segunda vez en Madrid -la próxima será en Francia-, en la Casa de Campo. Esta competencia viene de una iniciativa de Estados Unidos, donde se realiza desde 2002. Hace dos años, la Universidad Politécnica de Madrid -luego de participar en dos ediciones estadounidenses- logró importarlo a Europa.

La primera edición euro-española tuvo por escenario el recién estrenado Madrid Río, en junio de 2010. Ahora se concentra unos metros más arriba, en el escenario de Puerta del Ángel de la Casa de Campo, donde se localizan las futuristas casas que concursan y el resto de instalaciones que forman parte del Solar Decathlon, como una carpa del Ministerio de Fomento o varios stands de patrocinadores.

Efecto botijo
El equipo andaluz, formado por estudiantes y profesores de cuatro universidades de la comunidad, renueva los típicos patios de su tierra, con fuentes y macetas. Los coloca como corazón de una moderna casa donde el patio está cubierto por un techo de cristal y láminas, que se puede modificar a voluntad para dar o no sombra y evitar o no la lluvia. Una especie de salón con fuentes rodeado por el resto de estancias de la casa, la moderna cocina, el dormitorio y baño o un cuarto técnico, con armarios para guardar el equipamiento tecnológico. Otro ejemplo es el novedoso sistema de climatización de SML System, la casa ideada por el CEU Valencia Team, procedente de la Universidad CEU Cardenal Herrera. Se trata de una casa formada por tres módulos que se unen y se colocan ligeramente desplazados transversalmente para optimizar tanto el aprovechamiento de la energía como el diseño.

"Todo está pensado y literalmente montado por estudiantes y profesores de nuestra universidad, hasta los elementos decorativos", destaca Jordi Renau, director del proyecto. Ambas casas, la valenciana y la andaluza, tienen aspecto futurista, pero sus promotores las ven en el presente inmediato. "Este proyecto ha costado aproximadamente 300.000 euros, pero nuestros estudios de viabilidad indican que podría construirse en serie por 100.000 y ya hay ayuntamientos interesados", señala Baco sobre Patio 2.12. En la misma línea, Renau asegura que la propuesta del CEU Valencia Team supone una inversión de cerca de 108.000 euros, sin el equipamiento tecnológico más complejo, como la climatización y el sistema predictivo del tiempo.

La propuesta que llegará seguro al mercado, según sus promotores, es Canopea, llamada así por la región superior de las copas de los árboles, "que recibe 90% de la energía y 30% del agua", explica Manuel Mancho, uno de los estudiantes del proyecto. Se trata del proyecto de la Escuela Superior de Arquitectura de Grenoble (Francia), que propone un complejo de nanotorres, diseñadas y equipadas con tecnología para optimizar la energía consumida. Y dotadas además de un ático que pretende acercar a la gente a la sensación de vivir en el campo. RECUADRO Atractivo especial Para predicar con el ejemplo, toda la infraestructura sede del concurso se alimenta de la energía que producen las casas participantes. En 2010 produjeron el triple de energía -6.177 kilovatios hora de la que consumieron: 2.579-.

"Este año, como atractivo especial, tenemos todos los elementos de la villa solar conectados, incluso los puntos de recarga de los vehículos eléctricos. Es a través de un smart grid, una red eléctrica que permite optimizar la energía que se produce aquí e incluso verter la que sobra a la red general, para que llegue a los ciudadanos", señala Sergio Vega, director del Solar Decathlon Europe y profesor de la Escuela de Arquitectura de la Politécnica, aparte de investigador en edificación innovadora y sostenible.