• Caracas (Venezuela)

Espacios

Al instante

Arquitectos a otra escala

Arquitectos a otra escala

Arquitectos a otra escala

La mayoría de los arquitectos estrella no ha podido resistir la tentación de crear objetos y traspasar sus conceptos a una escala menor

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Son varios los que han seguido la corriente que abrieron William Morris, Charles Mackintosh, Frank Lloyd Wright, Marcel Breuer, Le Corbusier o Arne Jacobsen. Bien sea como filosofía de su estudio, por necesidad ante un proyecto específico o como desafío, son muchos los arquitectos que han deslumbrado también como diseñadores.

Antonio Citterio

Desde Milán, la capital del diseño, Antonio Citterio atiende su oficina multidisciplinaria. Un lugar donde en paralelo a sus proyectos de arquitectura –asociado con Patricia Viel– e interiorismo, desde la década de 1990 ha desarrollado una habilidad que lo ha convertido en uno de los creadores más solicitados internacionalmente en su faceta de diseñador. Con la mirada puesta en los detalles, sus obras son conocidas por perdurar en el tiempo; y todas ellas, sus muebles, objetos cotidianos y construcciones. Ha trabajado para grandes firmas como Vitra, Flos, Hermès y B&B. Para Kartell hizo en 1994 la línea Mobil, un sistema de contenedores de mucha ligereza, movilidad, funcionalidad, resistencia y durabilidad, que hoy es parte de la colección permanente del MoMA.

 

Frank O. Gehry

Nació en Canadá, su familia era de origen judío-polaco, tomó la nacionalidad estadounidense y abrió su oficina de arquitectura en Los Ángeles después de haber estudiado en la Universidad del Sur de California y haberse graduado como urbanista en Harvard. Pero el Pritzker 1989 no solo ha desplegado su talento en sus obras escultóricas, donde juegan los volúmenes en un desorden ordenado. El arquitecto desconstructivista es también un genial diseñador, que en 1972 decidió dar una nueva dimensión estética al cartón y crear la línea Easy Edges, en la que destaca la Easy Edges Wiggle Side Chair –fabricada por Vitra–. Un ajedrez para Tiffany y un sombrero para Lady Gaga son otras de sus excéntricas piezas a pequeña escala, que a sus 85 años de edad siguen manteniéndolo como uno de los arquitectos más innovadores.

 

Doriana y Massimiliano Fuksas

Este matrimonio italiano dirige desde 1985 el Studio Fuksas –en sus sedes en Roma, París y Shenzhen–, donde trabaja en una amplia gama de proyectos, como planes maestros, residenciales, culturales, minoristas, hotelería, edificios públicos, interiorismo y también diseño de productos. Desde 1997 es Doriana la responsable de Fuksas Design, aunque ambos están involucrados en todas las obras. Son muchos los objetos que han nacido de esta firma, piezas de enorme valor estético y en las que según él dice, “el plegado da fuerza a la materia”. La colección Colombina (2007), para Alessi, consta de un completo juego de loza de formas irregulares, de mucha elegancia y simpleza, que incluye vasos, fuentes, platos y complementos.

 

Jean Nouvel

“No soy un diseñador, sino un arquitecto que hace diseño”. Su dedicación por ambas disciplinas creativas ha ido de manera paralela, tanto que en 1995 decidió crear Jean Nouvel Design, una oficina exclusiva para acompañar su estudio de arquitectura instalado en París. Según él mismo ha dicho, no hace ninguna diferencia cuando dibuja una silla o cuando piensa un edificio; y de la mano de su equipo de diseñadores ha desarrollado más de un centenar de objetos y muebles. La lámpara Arana (2008, Troll) es un dispositivo que permite que cada uno tenga su propia luz, por medio de una base montada en el techo de la que se suspenden cables y varios tipos de ampolletas que se despliegan en todas direcciones y alturas.

 

Toyo Ito

“Agudos, pero con un toque de sensibilidad y elegancia... Lineales, pero con la calidad orgánica de las plantas... Tenemos la intención de transportar nuestras sensaciones familiares con los palillos sobre los cubiertos”. Toyo Ito explica así su nueva creación para Alessi, MU, una línea de cubiertos que se complementa con otros objetos de mesa que ya ha creado, como el servicio de porcelana KU (2006). Su significado en japonés es hexágono, como lo es su mango, sutil, pero que se contrapone con la redondez de las cucharas o de las hojas de los cuchillos. Así, el Premio Pritzker 2013 brilla en arquitectura y también en el desarrollo de piezas menores, como su famosa banqueta Ripples o su gabinete Polka Dots, ambos de 2003.

 

Foster + Partners

Al igual que sus magníficas obras de arquitectura, que le han dado prestigio en todo el mundo, los objetos que ha diseñado sir Norman Foster son reflejo de su talento y genio, y en ellos ha plasmado el estilo high tech que le es propio. Un sello tecnológico que no olvida la comodidad del usuario y la funcionalidad como punto fundamental. Desde que en 1987 creó la mesa Tecno Nomos –que se caracteriza por sus patas metálicas extendidas y en ángulo como si estuviera a punto de despegar, que algunos han referido al módulo de aterrizaje lunar–, la oficina del arquitecto británico siguió con piezas para Alessi, lámparas, yates, sillones, mobiliario para espacios públicos y más. De 2010 es la mesa Molteni & C- Arc Table que ganó el premio de la Elle Deco International y como el mejor diseño en el Grand Design Awards, un modelo que consta de una base escultórica de tres patas y una cubierta redonda de vidrio.

 

Mario Botta

En el año 2000 diseñó el juego de jarros de acero inoxidable Mia, para el agua, y Tua, para el vino (Mía y Tuya); el primer objeto utilitario que hizo para Alessi. El arquitecto suizo Mario Botta –de escuela italiana y muy influido por Le Corbusier– tiene su estudio en Lugano desde 1969, donde desarrolla su estilo geométrico en el que aparecen formas sencillas y una combinación de materiales pesados como el hormigón y ladrillo, con vidrio y acero; siempre imprimiendo un sello funcional en cada una de sus creaciones. Al diseño de muebles llegó en la década de 1980 y empezó a crear sillas para Alias, lámparas para Artemide, luego objetos para Alessi, piezas con un aire “neo High Tech” que presentan “el lado más sofisticado y racional del posmodernismo”.