• Caracas (Venezuela)

Escenas

Al instante

La voz de los venezolanos se replica desde México

El Efecto Eco, iniciativa de los actores Marianna Burelli y Sebastián Arrechedera, pretende ponerle rostro y difundir a través de las redes sociales las historias de los manifestantes que han sido víctimas de la violencia

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Tal como lo sugiere el título de la propuesta, El Efecto Eco comenzó por dos personas que se juntaron y comenzaron a multiplicar. Marianna Burelli y Sebastián Arrechedera, actores venezolanos establecidos en México, quisieron ir más allá de la preocupación que les generaban los hechos de violencia que están ocurriendo en Venezuela y lanzaron al mar de Internet una botella con mensajes, con el deseo de que, gracias a la sensibilidad de otros, se convierta en miles.

Convocaron a un equipo dirigido por Julio Miguel, Arturo Pereyra y Juan Bernardo González –tres compatriotas– y grabaron una serie de cápsulas audiovisuales, divulgadas a través de Youtube, para dejar claros motivos y procedimientos. Burelli lo definió: “Un movimiento digital que busca fomentar la libertad de expresión y replicar la voz de los venezolanos en la calle”.Y Arrechedera explicó las posibilidades para “viralizar”: 1) vía gráfica: tomar una de las frases o tuits, crear un póster o una pancarta y difundirla. 2) Video: encender la cámara de la computadora, grabar el mensaje, subirlo y publicar el enlace. Y 3) música: hacer una canción a partir de la voz de los estudiantes.

Quien revise el canal EfectoEco de Youtube se encontrará con mensajes enviados por algunos actores. Por ejemplo, mientras suena un fragmento del Mambo de Leonard Bernstein, Cecilia Suárez, quien ha actuado en películas como Párpados azules, lee un tuit de Robert Redman, el joven que fue asesinado en Chacao el 12 de febrero: “Hoy me pegaron una pedrada por la espalda, un cascazo por la nariz, tragué bomba lacrimógena, cargué al chamo que falleció, ¿y tú qué hiciste?”.

Juan Carlos Martín del Campo, conocido por su trabajo en telenovelas mexicanas, leyó otro de Jonny Montoya, hermano de Juancho Montoya, a quien también mataron ese día. Rocío Verdejo grabó un mensaje en Twitter que publicó Laureano Márquez a propósito de la muerte de Génesis Carmona y Pablo Astiazarán hizo lo propio con las declaraciones que dio al canal colombiano NTN24 –sacado del aire en el país– de Juan Manuel Carrasco, estudiante apresado por la Guardia Nacional Bolivariana. En estos casos, se trata de personajes del cine y la televisión, pero la idea es que cualquier ciudadano participe.

“Nació para sumar gente fuera de Venezuela y enfrentar el blackout informativo”, explica el realizador Julio Miguel: “Prendes el televisor y la radio y no hay transmisiones sobre lo que está pasando. La ley hace que todos los medios tengan que pensárselo mucho para evitar el cierre. Mientras están pasando estas cosas en las calles, la programación muestra otra cosa. Todo está llegando a través de las redes, pero no de los medios de comunicación. Se quiere que se transmita el mensaje en el momento en el que la gente está siendo detenida o agredida”.

“Primero eran sólo Marianna y Sebastián. Luego se ha ido sumando mucha gente. Esto ha sido como una bola de nieve y queremos que siga creciendo”, dijo el realizador Julio Miguel, sobre la propuesta cuya cuenta en Twitter es @ElEfectoEco.