• Caracas (Venezuela)

Viña del Mar

Al instante

El monstruo de la Quinta Vergara comenzó a rugir

Ana Torroja se presenta hoy en la Quinta Vergara | Foto EFE

Ana Torroja se presenta hoy en la Quinta Vergara | Foto EFE

El Festival de Viña del Mar tendrá a Lionel Richie, recientemente homenajeado en los Grammy, como uno de sus platos fuertes

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Con artistas de la talla del estadounidense Lionel Richie y el español Alejandro Sanz, el Festival de Viña del Mar comenzó ayer una nueva edición, en la que apuesta a mantenerse como el certamen musical más relevante de Latinoamérica.

Con miles de turistas colmando las playas de Viña del Mar, el principal balneario del litoral central chileno, este reconocido festival se torna en la principal atracción para el cierre del verano austral con seis noches de música y humor, que artistas ven como una plataforma para lanzarse al mundo o confirmar su estatus de estrella.

“Viña no es una arena más, no es un estadio más, es un escenario relevante, importante y diferente para el que los artistas se preparan de manera distinta”, afirmó el conductor del festival, el chileno Rafael Araneda, quien anima por sexta vez el certamen y quien también ha hecho carrera en la televisión mexicana.

Lo acompañará la presentadora y modelo local Carolina de Moras. Para la 57ª edición, el plato principal será Lionel Richie, quien viene de recibir un homenaje en el Grammy 2016 y realiza una gira con sus grandes éxitos, los cuales interpretará en el escenario de la Quinta Vergara.

Alejandro Sanz, quien presentará su disco Sirope, es la figura de habla hispana. Aunque también participarán otros nombres consagrados como su compatriota Ana Torroja, la inconfundible voz del grupo Mecano; el italiano Eros Ramazzotti y el puertorriqueño Don Omar.

La inauguración del festival estuvo a cargo del mexicano Marco Antonio Solís, una institución de la música popular de su país, mientras que el venezolano Ricardo Montaner cerró la jornada con su romanticismo.

El festival catapultó las carreras del mexicano Luis Miguel, el español Miguel Bosé y el venezolano José Luis Rodríguez, pero en los últimos años ha sido criticado por la prensa de espectáculos por traer artistas poco atractivos o con carreras apoyadas en éxitos del pasado.

“Nosotros hemos escuchado la crítica de la prensa y de la gente, así que hemos tomado medidas”, dijo Alex Hernández, director del festival.