• Caracas (Venezuela)

Escenas

Al instante

La videoteca Margot Benacerraf fue desmantelada en diciembre

La videoteca Margot Benacerraf tiene una raíz y una proyección fundamentalmente didáctica | Foto: Alexandra Blanco

La videoteca Margot Benacerraf tiene una raíz y una proyección fundamentalmente didáctica | Foto: Alexandra Blanco

Los equipos fueron hurtados durante las vacaciones, al igual que los de varias escuelas de la UCV

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

La recién fundada videoteca Margot Benacerraf sufrió un duro golpe: a tan sólo dos meses de su creación perdió buena parte de su patrimonio. Dieciséis monitores pantalla plana fueron hurtados del centro dedicado a la investigación cinematográfica, que funciona en la Escuela de Artes de la Universidad Central de Venezuela, durante el asueto navideño.

Extraoficialmente se conoció que el centro de memoria y documentación no es el único afectado. De la Escuela de Estadística se llevaron más de una docena de computadoras y de otras dependencias universitarias, como la Sala de Auditorías Internas, fueron hurtados equipos electrónicos y de computación.

Las autoridades universitarias se percataron de lo ocurrido ayer en la mañana, cuando las diversas facultades y escuelas reanudaron sus actividades. Nicolás Bianco, vicerrector académico, calcula que el hurto debió haber ocurrido entre el 28 de diciembre y los primeros días de enero. Las pérdidas aún no han sido cuantificadas.

Además del robo de activos, Bianco denunció daños patrimoniales a la institución. Los ladrones abrieron boquetes, rompieron paredes y forzaron puertas y rejas. Una de las áreas más afectadas en ese sentido es el comedor.

De acuerdo con un vigilante que pidió mantener su nombre en reserva, la universidad retiró buena parte de su personal de seguridad en diciembre. “Quedamos pocos y no podemos cubrir todas las escuelas”, indicó. Bianco admitió fallas en esta materia, pero responsabilizó al Gobierno de lo sucedido, pues impidió la colocación de portones en los accesos a la casa de estudios, así como puntos de control de policía en las adyacencias.

 

Proyecto de largo aliento. La videoteca Margot Benacerraf forma parte de un laboratorio audiovisual que el arquitecto y cineasta Rafael Marziano materializa desde 2000, el cual integra varios elementos destinados a la enseñanza y la investigación del cine. La realizadora de Araya y fundadora de la Cinemateca Nacional donó su memoria fílmica a esta dependencia universitaria.

El centro que preserva filmografía venezolana e internacional fue creado con el apoyo de varias instituciones, como la Fundación Margot Benacerraf, la Fundación Fondo Andrés Bello y el Centro Nacional Autónomo de Cinematografía. Este último ente invirtió 540.000 bolívares en la videoteca.

 

La Cifra

540.000 bolívares invirtió el Centro Nacional Autónomo de Cinematografía en la creación de la videoteca