• Caracas (Venezuela)

Escenas

Al instante

Una “vendepatria” que hace reír

Nena, saludame al Diego | Cortesía Andrea Herrera

Nena, saludame al Diego | Cortesía Andrea Herrera

Nena, saludame al Diego, la historia de una venezolana que admira a Maradona y quiere ser argentina, antepone la expresión de la personalidad a los nacionalismos

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Sobre todo después de la goleada 3-0 sufrida el pasado marzo en Buenos Aires, con una gran actuación de Lionel Messi, Nena, saludame al Diego (el “saludame” va así, con la acentuación lunfarda) puede ser una película de difícil mercadeo para un fanático que ligue la clasificación de la Vinotinto al Mundial de Fútbol. Cuenta la historia de Sofía, una chica venezolana que idolatra al astro de quien Messi heredó la camiseta número 10, Diego Armando Maradona, y que quiere adquirir la nacionalidad argentina, lo que le lleva a una guerra de independencia con su propia madre.

“Sofía es una vendepatria”, la define entre risas su propia directora, la joven caraqueña Andrea Herrera Catalá. La protagonista es una verdadera actriz argentina, Sofía Bertolotto, y su mamá, posesiva y nacionalista, nada menos que Marialejandra Martín. “Pero Nena es una comedia que creo que será bien recibida porque tiene que ver con el derecho a ser lo que uno quiere ser. También con la vivencia de la marginación, con la relación entre una madre y su hija y con esa identidad tan frágil que tenemos como venezolanos. Nena no le da un golpe en la quijada a Venezuela: muestra un país en positivo, en el que vale la pena vivir”, dice la hija de la experimentada productora de cine y televisión Delfina Catalá.

Nena es la primera película dirigida totalmente en solitario por Herrera, que sabe qué es eso de la relatividad de las banderas: ella vivió como niña pequeña en Francia, su padrastro es de Chile y estudió cine en este último país, en la Universidad Arcis de Santiago. De hecho, cuenta que regresó a Venezuela con un acento chileno tan fuerte que se le dificultaba comunicarse y comprender a sus compatriotas. Por eso le gustó el guión original de Valentina Martínez, una ex estudiante y jugadora de fútbol de la UCAB, sobre una chica dividida entre Maradona y la Vinotinto.


Marialejandra siempre. También porque en la propia vida de Herrera hay una madre dominante, Delfina Catalá, que jugó un papel determinante en la producción de Nena. “Mi mamá es una tipa de mano dura y guáramo y nos podíamos entrar a piña en las reuniones de la película. Pero fue la primera persona que dijo que esta historia valía la pena contarla, la que ha hecho todo para que el filme sea posible y la que generosamente dio un paso al lado para que la voz la tuviéramos la directora y la guionista, no ella”, revela la cineasta, que se reconoce cómoda en la comedia como terreno para la reflexión.  

“De esta película se podrá destruir todo, pero la relación que se muestra entre madre e hija es auténtica”, se defiende la directora, que desde el principio de un proceso que arrancó hace cinco años tuvo en mente “con medida de sastre” a Marialejandra Martín en el papel de Isabel, directiva de un canal cultural de televisión que quiere que su hija sea la representación misma del amarillo, azul y rojo con las ocho estrellas, el turpial, el araguaney y la orquídea. “Confieso que me intimidó tener a una actriz de su categoría en mi reparto. Pero ella es la misma persona desde el primer al último día de rodaje, con una transparencia absoluta. Se entregó por completo a Nena”.


Ahora la Fulop

Dos películas hicieron que Andrea Herrera le diera el sí definitivo a la posibilidad de convertirse en directora de cine: Historias cruzadas (1993) de Robert Altman y Running on Empty (1988) de Sidney Lumet. Más recientemente, se identifica con el cine independiente estadounidense de filmes como Juno y Pequeña Miss Sunshine. Su próximo proyecto también está relacionado con la identidad nacional y, al estilo del clásico español Bienvenido, Míster Marshall (1953), mostrará el revuelo que se forma en un pueblo de la costa caribeña ante la inminente llegada de la actriz Catherine Fulop: “Quiero un pretexto para mostrar la arquitectura social de Venezuela”. Lo más curioso es que no necesariamente Fulop aparecerá de cuerpo presente en la cinta. “Aunque si se da, tampoco lo descarto, de la misma manera que tampoco descarté una intervención especial del propio Diego Maradona en Nena, algo que estuvo cerca de darse hace tres años pero que al final no se concretó”, revela Herrera.


Nena, saludame al Diego

Comedia. Venezuela, 2013

Directora: Andrea Herrera Catalá

Reparto: Marialejandra Martín, Sofía Bertolotto, Alexander Leterni, Cayito Aponte y Ananda Troconis

Desde el viernes 17 de mayo en cines


El dato

La banda sonora de Nena incluye 24 temas interpretados por las bandas venezolanas Famasloop, Okills, Americania, Los Colores, Holy Sexy Bastards, Pocz, Different Fountains,  Ulises Hadjis,  El Nigga y Tres Dueños.  Próximamente podrá ser descargada de forma gratuita desde la página oficial www.nenasaludamealdiego.com