• Caracas (Venezuela)

Escenas

Al instante

“Me van a empezar a llamar exhibicionista”

Radcliffe se paseó por el drama, el misterio y el romance en los filmes que se proyectarán en la cita canadiense | Foto AP

Radcliffe se paseó por el drama, el misterio y el romance en los filmes que se proyectarán en la cita canadiense | Foto AP

El actor presenta en el Festival de Cine de Toronto tres películas que incluyen escenas no aptas para menores de edad

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El actor británico Daniel Radcliffe presenta en el Festival de Cine de Toronto tres películas con las que sigue alejándose del personaje que lo marcó durante sus primeros años en la industria: Harry Potter.

El intérprete exhibe en el certamen la cinta Kill Your Darlings, en la que da vida al escritor Allen Ginsberg; el drama romántico The F Word; y el filme de misterio Horns.

“En cada película que tengo en Toronto este año hay alguna forma de desnudo. Hay un desnudo en The F Word, hay una escena de homosexualidad en Kill Your Darlings y hay una escena de sexo en Horns”, declaró Radcliffe en una rueda de prensa realizada en el festival canadiense. “Así que me van a empezar a llamar exhibicionista”, agregó con humor.

En Kill Your Darlings, el actor explora un hecho real: el asesinato en 1944 de David Kammerer por Lucien Carr. Ello se hizo para dibujar una semblanza de la Generación Beat, el influyente grupo de escritores estadounidenses de la década de los cincuenta.

En el filme Radcliffe interpreta al autor Allen Ginsberg desde que asistió a la Universidad de Columbia, donde conoce a Lucien Carr (Dane DeHaan). La película muestra su maduración en Nueva York, donde conoce a otro de los autores clave de la Generación Beat, William S. Burroughs (Ben Foster), amigo de Kammerer.

La cinta, la primera del director estadounidense John Krokidas, es una de las dos que se proyectarán en la sección Galas, junto con la china American Dreams in China, que ha sido calificada como la versión oriental de La red social.

Transformación. Hugh Jackman ha pasado mucho tiempo ocupado en encarnar a Wolverine, pero hasta el actor australiano reconoce su imagen bonachona. Ya sea porque no se ha alejado de los musicales –tanto en Broadway como en la gran pantalla, con Los miserables– o porque es un hombre de familia feliz. En todo caso, admite que no es la primera persona en la que la gente piensa para interpretar a un ex alcohólico furioso que intenta sobrevivir a situaciones adversas.

Contra todo pronóstico, ese es su personaje en el drama Prisoners, que debutó en el Festival de Cine de Toronto y que Warner Bros. estrenará comercialmente el 20 de septiembre. Es un nuevo tipo de papel para Jackman: un padre de familia cegado por la furia que trata de encontrar a su hija desaparecida cueste lo que cueste.

El actor, que necesitó un año para prepararse para el personaje, habló de su deseo de superar las expectativas del público: “Como intérprete, fue uno de esos papeles en los que dices ‘Ok, esto es algo que no he hecho antes, es algo que me hará crecer’. Exigió una intensidad que no había tenido antes”.