• Caracas (Venezuela)

Escenas

Al instante

El universo de Bárbara Rondón se muestra en su primer libro

Soy Bárbara y soy especial

Soy Bárbara y soy especial

“Yo no me siento especial por tener síndrome de Down, me siento especial por todas las cosas que hago en mi vida", aseguró la hija de César Miguel Rondón

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Bárbara Rondón comenzó a escribir en 2004. La melancolía convirtió la escritura en su refugio y pretexto para expresar en palabras sus pensamientos y vivencias de forma clara. Soy Bárbara, soy especial es el primer libro de Bárbara Rondón, el texto surge de la recopilación de testimonios familiares y narración de la reconocida periodista Marianela Balbi.

“Escribo textos cortos, en versos, que son poesías, como dice mi mentor Leonardo Padrón. Al comienzo eran muy oscuras, quizás porque venían de mi melancolía, pero después se hicieron más claras. Creo que yo también cambié y comencé a ver la vida de una forma más positiva”, explica la autora Bárbara Rondón.

Bárbara Rondón es poeta, bloguera y productora audiovisual. Además, asiste a su papá, César Miguel Rondón, en su programa de radio. Pero su verdadera pasión, es ayudar a los demás: en la Asociación Venezolana de Síndrome de Down.Bárbara es consejera de jóvenes con discapacidad, y acompaña también a las familias.

“Yo no me siento especial por tener síndrome de Down, me siento especial por todas las cosas que hago en mi vida, pero tener síndrome de Down me hace aún más especial ante la gente y ante mí misma. Yo soy muchas cosas más que una persona con Down y eso sí me hace sentir especial”, agregaBarbarita.

La coautora Marianela Balbi estudió periodismo en la Universidad Católica Andrés Bello. Al tiempo, decidió realizar sus estudios de Literatura en Francia. Ha trabajado en el diario El Nacional, en los suplementos Feriado y Papel Literario, y en el diario Economía Hoy. Balbi también es especialista en periodismo cultural.

“Bárbara Rondón es un ser especial que se columpia entre dos sociedades muy distintas a la hora de expresar su afectividad. La americana: pragmática, amplia y seca. La latina: cariño, desorden y prejuicio. Eso lo vive con la conciencia de los cambios permanentes a los que se ve sometida”, explica el escritor y poeta Leonardo Padrón.