• Caracas (Venezuela)

Escenas

Al instante

Un chileno triunfó en la pasarela de Project Runway Latinoamérica

La colección de Mariana Arellano estaba inspirada en los caballos de metal del artista plástico Alirio Palacios | CORTESÍA GLITZ

La colección de Mariana Arellano estaba inspirada en los caballos de metal del artista plástico Alirio Palacios | CORTESÍA GLITZ

Matías Hernán presentó una colección con colores llamativos y neopreno como material predominante

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Con 25 años de edad el chileno Matías Hernán ha hecho grandes cosas dentro del mundo de la moda, como participar en los salones más importantes de su país y realizar editoriales para la revista Vogue. Pero la victoria que obtuvo anoche, cuando se tituló como el vencedor de la tercera temporada de Project Runway Latinoamérica –transmitido por Glitz– es, sin duda, la más especial.

“Fue gratificante terminar la competencia y ser el ganador del programa. No muchos diseñadores, especialmente a esta edad, tienen la oportunidad de surgir así en el medio de la moda, que es tan competitivo”, dice por teléfono quien se hizo acreedor de 25.000 dólares para crear una colección, una portada y reportaje en la revista Marie Clarie y la oportunidad de presentar sus diseños el próximo año en el Miami Fashion Week y en el Cancún Moda Nextel.

Para la colección final el ganador decidió romper el molde de sus trabajos anteriores. “Usé muchos colores para salir de mi zona de confort. Estaba acostumbrado al blanco y negro. Hacer eso me sirvió porque al jurado le gustó”, expresa.

Pero lo singular de las prendas fue el material al que recurrió el modista: el neopreno. “Quería que representara quién soy. Jorge Duque –ganador de la primera temporada del show y mentor de los participantes– me comentó que le gustaba mi estructura, pero necesitaba que fuera maleable. El neopreno es rígido, pero fácil de manipular. Era ideal para mis ideas”, indica.

Como en todas las temporadas, los concursantes afrontaron un último desafío sorpresa. Esta vez consistió en confeccionar una prenda inspirada en fotografías de Cancún. “Para la pieza extra fue complicado porque no conseguí neopreno. Me las arreglé para usar un material parecido, como el foami, y lo mezclé con lycra. No fue fácil trabajar con eso”, recuerda.


Venezuela presente. “¡Fui una suerte de batacazo!”, expresa la caraqueña Mariana Arellano, quien está feliz y satisfecha de haber obtenido el segundo lugar de la competencia. “Desafortunadamente no gané, pero fue un gran premio haber pertenecido al cuadro de finalistas”, dice.

La diseñadora creció en un hogar relacionado con el arte, por lo que decidió crear vestidos en tonos negros, grises y plateados para su colección, inspirados en obras del artista plástico Alirio Palacios. “Recreé con diferentes cortes y texturas las estructuras internas de los caballos de metal. Fue una colección fuerte que se diferenció del trabajo que hice en el resto de la temporada”, señala.

Arellano tiene claro por qué no ganó en el reality. “No tuve una trayectoria tan lineal como Matías. El jurado hizo solo comentarios positivos sobre mi trabajo. Me dijeron que mi colección fue una de las mejores porque era usable, con un diseño y confección impecables. Pero yo solo gané un desafío a lo largo de la competencia,  tuve muchas altas y bajas y eso no me permitió ganar”.