• Caracas (Venezuela)

Escenas

Al instante

Dos de trébol: una carta bajo la manga del cine nacional

El director de <I>Dos de Trébol</i>, Orlando Rosales trabaja con el joven actor Rosmel Bustamante | Cortesía Facebook <I>Dos de Trébol</i>,

El director de Dos de Trébol, Orlando Rosales trabaja con el joven actor Rosmel Bustamante | Cortesía Facebook Dos de Trébol,

La historia de un mago maracucho sirvió como punto de partida para la ópera prima de Orlando Rosales y Jessica Wenzelmann. La película se preestrena hoy en Mérida

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El ilusionismo no se reduce a sombreros de copa con conejos, va mucho más allá de lo que los ojos pueden captar. Allí está el reto de Horacio, un practicante de este arte con problemas de visión que debe descubrir una ruta para reconectarse con la verdadera magia, la interior.

Este el punto de partida de Dos de trébol, la ópera prima de Orlando Rosales y Jessica Wenzelmann que se preestrena hoy en el Festival de Cine Venezolano de Mérida.

Carlos Hulett, productor y cuñado de Wenzelmann, tiene crédito importante en la concepción de la historia. Fue él quien le comentó la simpatía que sentía su sobrino por Mike, un mago maracucho de fiestas infantiles que padece de retinitis pigmentaria, patología que solo le permite ver lo que tiene enfrente.

Esa fue, entonces, la historia que Wenzelmann escogió para transitar un camino desconocido: el cine. Se puso en contacto con el Mago Mike, se reunió con él en Caracas y quedó maravillada con sus actos de ilusionismo. “Tenía una muy bonita idea, pero un guion realmente malo, porque no tengo formación en el área. Lo digo como mecanismo de defensa”. Una vez estructurado, recuerda, terminó pasando por un filtro de cinco guionistas. “Lo destrozamos y lo rehicimos una y otra vez”.

La cinta cuenta la historia de Horacio (Gavo Figueira), un mago con glaucoma que tendrá la tarea de replantear el concepto de su arte. Para ello contará con la ayuda de Juan (Rosmel Bustamante), su joven discípulo, que maravillado con el ilusionismo decide acercarse a ese mundo a pesar de la resistencia de su madre, Susana (Daniela Bascopé). La cómplice para que todo fluya será su abuela, Tita (Elba Escobar).

“La selección de los intérpretes tuvo que ver mucho con la conexión subjetiva que generan en la vida real. Por ejemplo, para el perfil de Tita siempre tuvimos en mente a Elba Escobar, por lo que transmite su personalidad”, relata Orlando Rosales, director del filme.

Dos de trébol es uno de los cinco preestrenos que se proyectarán en el Festival de Cine Venezolano de Mérida que se inauguró ayer y terminará el jueves. Rosales dice que está satisfecho por la inclusión del largometraje en la competencia oficial del concurso. “Hay películas extraordinarias en el certamen. Estamos contentos con nuestra obra, vamos con humildad, ilusión y entusiasmo”.

Wenzelmann afirma que llega al festival sin expectativas porque su película es light y algunos de los otros trabajos vienen de ganar festivales Clase A en el mundo, como Pelo malo, o son filmes con tramas e historias con las cuales no cree que puedan competir.  "Ya participar es una gran experiencia para mí”, expresa.

El mayor acto de magia de la dupla Rosales-Wenzelmann fue concretar su sueño en una ópera prima, un camino que puede ser empinado pero que hay que saber recorrer. “Invito a todos los que quieran hacer una película a atreverse, no es un imposible, lo importante es querer plasmar los sueños como imágenes en el cine”, manifiesta el realizador. 

“Fui la primera guionista en entregar un proyecto al CNAC, por lo general lo hacen los directores. Yo tengo formación en prensa. Si yo lo logré, cualquiera que tenga la determinación necesaria puede concretar su ópera prima. Es un camino complicado, pero no debes frenarte por eso”, añade Wenzelmann.

El largometraje se rodó en seis semanas y su proceso total de producción llevó dos años. La banda sonora estuvo a cargo de Rafael Cadavieco y del cantante Vargas, intérprete de “Hoy”, tema que logró ser incluido en el videojuego Rock Band.


La Frase


“Invito a todos los que quieran hacer una película a atreverse. Lo importante es querer plasmar los sueños como imágenes en el cine”


Orlando Rosales

Director




izambrano@el-nacional.com