• Caracas (Venezuela)

Escenas

Al instante

La tragicomedia de una sociedad en caos se narra entre gritos y poesía

La obra es protagonizada por alumnos del Laboratorio Teatral Anna Juila Rojas | Foto Williams Marrero

La obra es protagonizada por alumnos del Laboratorio Teatral Anna Juila Rojas | Foto Williams Marrero

El montaje, dirigido por Félix Herrera, se compone de once cuadros que incluyen textos de autores como Brecht, Orwell y Cortázar

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

En la oscuridad, las máscaras gritan, se empujan, hacen colas, se apuntan a la sien con un arma automática. “Quédate calladita y dame el celular”, dice una. Los personajes que las llevan son esos que viajan todos los días en el Metro y ensucian los portales de las casas. Paraíso plo plo plo es el nombre de esta tragicomedia que fusiona textos clásicos con la improvisación.

El montaje es presentado por los estudiantes del Laboratorio Anna Julia Rojas. Se estrena hoy y permanecerá en cartelera hasta el 13 de marzo en la Sala Experimental del Celarg, en Altamira. La dirección es de Félix Herrera.

La obra está compuesta por diez cuadros escénicos independientes y un final. Cada uno está relacionado con una carta o fragmento de un libro. La mayoría de autores diferentes. “No es una pieza que va al sentimiento, sino a la conciencia. La intención es que pienses de manera crítica lo que estás viendo, que no te dejes llevar por las emociones. Se trata de tener una posición ante lo que ves”, afirma el director, que también es profesor de expresión corporal en el laboratorio.

Paraíso plo plo plo comienza con un grupo de personas que hace cola. No saben para qué, solo les interesa estar entre los primeros. Las frustraciones personales, las obsesiones, las tristezas van permeando la situación. Luego, los actores cambian; ahora están en un vagón del Metro de Caracas y entre ellos pasan el vendedor de caramelos, la mujer enferma que pide medicamentos, el que rapea y la sifrina que no cede el puesto.

Le siguen cuadros sobre la inseguridad y la muerte, más colas, el amor y los que se van del país. Herrera recuerda que todos estos seres fueron creados a partir de tareas que asignaba a los alumnos y que ellos debían extraer de la cotidianidad. El texto llegó a mitad del proceso de investigación, cuando en conjunto comenzaron a buscar fragmentos que se adaptaran al desarrollo de las tramas, que se condensan en una idea: la sociedad ha llegado al caos; en ella reinan el individualismo, la apatía y la miseria humana.

Así fueron seleccionados Carta desde el frente de un soldado inglés en Francia de Laurie Rowlands, en la que expresa sus miedos y la baja moral de sus compañeros. Se escuchan líneas de “La casa tomada”, un cuento de Julio Cortázar en el que una pareja –de amantes o de hermanos– va perdiendo su territorio a manos de algo que desconoce.

Versos del poema Algunas preguntas para un hombre bueno, que indaga en la idea de si vale la pena ser una buena persona, y Terror y miserias del Tercer Reich, ambas de Bertolt Brecht, agregan a la puesta en escena un clima de miedo y desconfianza.

Cierran Paraíso plo plo plo textos del libro 1984 de George Orwell, representados en dos cuadros. Uno habla de la telepantalla y en el otro se improvisa sobre el fragmento que cuenta cómo se les presentaba a los niños la historia del país, cómo se manipula el pasado para hacer ver al Gran Hermano como el gran héroe.

La obra termina convertida en una tragicomedia. Sobre esto, afirma Herrera: “Hay cosas duras que si uno las presenta de manera dramática el público lo que querrá es salir corriendo. La comedia hace que no vayamos al sentimiento, sino a la razón. Mi idea es atacar al ciudadano, que se sienta identificado con lo que sucede, que deje de echarle la culpa al otro. Yo presento el problema, el público verá si tiene la solución”.

Paraíso plo plo plo
Sala Experimental, Celarg, Altamira
Función: viernes y sábado, 7:00 pm; domingo, 6:00 pm
Entrada: 250 bolívares