• Caracas (Venezuela)

Escenas

Al instante

En 2015 una telenovela social hablaría de la polarización

«Por estas calles» duró dos años y medio | Foto Archivo El Nacional

«Por estas calles» duró dos años y medio | Foto Archivo El Nacional

Algunos escritores dan ideas sobre qué contarían en un dramático que reflejara la actualidad

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El amor y el desamor son las bases sobre las que se tejen historias que podrían ser aderezadas con la actualidad. “En la realidad está una de las grandes oportunidades de renovar la novela porque allí es donde habita la vida”, escribió José Ignacio Cabrujas en el libro Y Latinoamérica inventó la telenovela.

Es conocido el éxito que obtuvo Por estas calles, estrenada en 1992, que entre otras cosas retrató la crisis bancaria. Mientras que en Cosita rica, escrita por Leonardo Padrón, se mostró la polarización que se vivió en torno al referendo revocatorio de 2004. De 2009 recuerda Libres como el viento, de Pilar Romero, en la que se narraron las protestas estudiantiles de 2007 y que fue transmitida por RCTV Internacional.

Con la entrada en vigencia de la Ley Resorte, las telenovelas sociales desaparecieron de las pantallas. La censura y la autocensura han logrado que los televisores venezolanos se llenen de dramas rosas y de comedias. Los temas incómodos fueron dejados a un lado.

Para Carolina Acosta-Alzuru, investigadora y autora de Telenovela adentro, la producción de un dramático con contenido social y denuncias no depende solo del restrictivo marco legal, sino de la sensación de riesgo que tienen los canales luego del cierre de RCTV.

“En estos momentos la realidad venezolana da para muchas telenovelas. Pienso que la cotidianidad de vivir con escasez, inflación e inseguridad en un ambiente político polarizado contiene muchas historias entre las que se puede enlazar una trama de amor”, agrega.

Argumentos como arroz. La realidad es un terreno fértil en el que se pueden encontrar argumentos que permitirían hacer exitosa una telenovela.

Mónica Montañés trataría de contar la situación del país en el contexto de un edificio. “Juntaría a familias que van en ascenso y a otras que van en estrepitoso descenso, y que se ven obligadas a convivir en el mismo espacio y a resolver juntos los problemas del condominio. Con la excusa romántica, hablaría del país que tenemos: inflación, colas, problemas de agua y de electricidad”, afirma la autora de Voltea pa’ que te enamores.

Leonardo Padrón asegura que si tuviera que escribir una telenovela sobre la actualidad, sería imposible de terminar. El autor explica que desde el principio se plantearía una premisa de enfrentamiento para reflejar la polarización.

“Así como en Colombia han tenido el chance de contar sus momentos oscuros, el imperio del narcotráfico y cómo permeó la política del país, aquí tenemos material para contar la realidad desde varias aristas”, agrega.

Carlos Pérez, quien fue dialoguista en Por estas calles, señala que si tuviera que hacer un dramático de denuncia sería sobre la guerra económica. “Estudiaría si de verdad hay una guerra o es solo un pretexto. Y si es algo real diría: ‘Bueno, te la están ganando”. El escritor de De todas maneras Rosa también escribiría sobre la polarización, la inseguridad como un fenómeno en manos de la juventud y sobre la pérdida de valores en el país.

Por su parte, Luis Zelkowicz, creador de El señor de los cielos, señala que su tema principal sería la pobreza de un país petrolero. “Escribiría sobre el absurdo de cómo un país rico en recursos naturales y humanos fue llevado a la debacle. También la infelicidad y la inseguridad total de sus habitantes”, finalizó.