• Caracas (Venezuela)

Escenas

Al instante

El teatro latino busca consolidarse en Nueva York

<i>Mitad y mitad</i> es la pieza con la que hoy inauguran la temporada en la Gran Manzana | FOTO  Archivo El Nacional

Mitad y mitad es la pieza con la que hoy inauguran la temporada en la Gran Manzana | FOTO Archivo El Nacional

La Conquista es el nombre de la campaña crowdfunding que inició el productor venezolano Manuel Mendoza, que involucra a varios artistas latinoamericanos

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Manuel Mendoza está en los escenarios desde el vientre. Es hijo de la cantante Tania Salazar, que en los años setenta se dio a conocer simplemente como Tania de Venezuela. “Y mi abuela compuso gran parte de las canciones que ella interpretó. Eso fue para mí bien interesante. Así que es lo que he visto toda la vida”, dice.

Estudió Ciencias Fiscales, pero se dedica al espectáculo. Es productor, dramaturgo (Féminas), guionista (Se solicita príncipe azul) y en 2006 llegó a Florida con el musical Visa para un sueño, que acumula varias temporadas en cartelera. Además de fundar y dirigir la empresa Boutique Creativa Idearium, con la que coordina proyectos para Televisa, Telemundo, Univisión y TV Azteca; el 23 de abril inaugurará el Teatro Ateneo Doral, en Miami. Así ha logrado consolidar un espacio para las artes escénicas en español en la ciudad estadounidense. 

Pero no es suficiente. Lo suyo es el crecimiento. A finales del mes pasado empezó una campaña para llevar el entretenimiento a Nueva York, apoyado por los productores Roberto Manrique, Julián Gil y Raúl González, además de otros artistas latinoamericanos. 

El proceso no ha sido sencillo, pero ha logrado meterse en la cartelera y hoy comenzará una temporada con la pieza Mitad y mitad de Jordi Sánchez y Pep Antón Gómez, protagonizada por Gabriel Porras (México) y Roberto Manrique (Ecuador). Seguirán otros montajes como Confesiones del penePor todos los medios de Luis Chataing, Taxi –“el primer experimento espanglish”, dice– y Toc Toc, con actrices como Marjorie de Sousa y Alba Roversi.

“Entre nuestros planes está que las obras escritas por autores hispanos sean traducidas al inglés. Hacer funciones en ambos idiomas sin necesidad de esperar la invitación de un productor estadounidense. Hay actores preparados y muy talentosos para eso”, asegura. 

La Conquista es el nombre de la campaña crowdfunding, un mecanismo de financiación colectiva: se crea una red en plataformas web para conseguir recursos a partir de suscripciones y donaciones de personas u organizaciones.

“En 2011 hice Monólogos de la vagina en Nueva York y ahí se me prendió el bombillo. Dije que era el próximo camino. Tenemos los textos, pero era muy complicado por los costos. Surgió entonces esta opción del crowdfunding, así que reuní a quienes han trabajado conmigo y nos lanzamos. La intención es expandir, no queremos quitarle espacios a nadie. Allá se hace teatro desde hace rato, pero venimos con estrellas latinas a ayudar a que siga creciendo y que siga tomando fuerza”, expresa Mendoza por teléfono.

A pesar de la campaña, la recolección de fondos no ha sido sencilla. “El latino no está acostumbrado al tema de la donación, hay mucha desconfianza y es natural. Creo que forma parte de nosotros. El emigrante huye de la corrupción, de la falta de honradez. Somos solidarios de otras maneras. Pero más allá de que se logre o no recolectar el dinero, ha sido impresionante la ayuda del artista, que puede lograr mucho más allá de estar apoyado por una productora o por un canal de televisión. Esto es un buen comienzo”, indica.

Pero su propósito es insistir. “La idea es llamar la atención de las marcas, enamorar a los entes gubernamentales, que podamos mover un público masivo con el teatro. Es un tema de costos, porque no hay industria de teatro en español. Yo hago televisión y vivo de eso. Siempre digo que la televisión es el esposo y el teatro el chulo. Espero en algún momento poder vivir del teatro, pero para ello hay que trabajar de manera inteligente y coherente. Sí hay un camino para hacerlo, lo estamos construyendo”.