• Caracas (Venezuela)

Escenas

Al instante

La supervivencia marcó el último episodio transmitido de Juego de Tronos

Sansa Stark (Sophie Turner) busca ayuda en alguien que la decepcionó | El Comercio

Foto: archivo El Comercio

El episodio "No One" trajo nuevas esperanzas a los seguidores de la serie, luego de que algunos de sus personajes claves retomaran su destino

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Un nuevo y complejo, pero esperanzador capítulo de Juego de Tronos se transmitió este domingo. La serie de HBO dio respiro a sus fanáticos con "No One", mostrando cómo algunos de sus personajes son capaces de hacer cualquier cosa, con tal de sobrevivir a la guerra de los Siete Reinos.

Tras obedecer a Sansa Stark (Sophie Turner), Brienne de Tarth (Gwendoline Christie) llega a Aguasdulces para pedirle a Brynden Tully (Clive Russell) que los apoye para recuperar Invernalia; sin embargo, se encuentra con la sorpresa de que Jaime Lannister (Nikolaj Coster-Waldau) está a cargo del grupo armado que intenta recuperar el territorio de la casa Tully.

En ese momento que se ve la debilidad del "Matarreyes" por Brienne de Tarth a quien le permite ingresar a hablar con "Pez Negro" asegurándole que si tiene éxito o fracasa en su misión, saldrá ilesa del conflicto.

Brienne de Tarth intenta convencer al tío de Catelyn Stark de que se le una a Sansa en la recuperación de Invernalia en contra de los Bolton, pero no logra su objetivo. En vez de eso, es testigo cómo Edmure Tully (Tobias Menzies), hermano de Catelyn Stark, ingresa al castillo de Aguasdulces para traiciona al Pez Negro y entregar su territorio a Lannister.

Por otra parte, el Rey Tommen (Dean-Charles Chapman) declaró que tanto su madre, Cersei Lannister (Lena Headey), como su cuñado, Ser Loras Tyrell (Finn Jones), deberán ser juzgados por el Septón Supremo en nombre de la Fe de los Siete. Además, informó públicamente que no existirá la posibilidad de un juicio por combate, quitándole así las posibilidades a su madre de defenderse.

Mientras que en Mereen, Tyrion Lannister (Peter Dinklage) se muestra satisfecho cuando ve que después de un buen tiempo, la vida vuelve al lugar; no obstante, no prevé que los antiguos barcos de los maestros llegan a las costas de Mereen, atacando el territorio, con el objetivo de recuperar a sus esclavos.

Cuando la esperanza parece perdida, Daenerys Targaryen (Emilia Clarke) regresa a la pirámide junto a Drogon.

Arya Stark (Maisie Williams) nuevamente protagoniza la escena más importante. Tras ser apuñalada por una de las discípulas de la casa del Dios de muchas caras, la hija de Ned Stark recibe ayuda de la actriz a quien salvó.

Sin embargo, era cuestión de tiempo que fuera encontrada por su enemiga, quien sin piedad la persigue por Braavos hasta llegar a una pequeña habitación, donde la heredera de la casa Stark la espera con su vieja amiga "Aguja", la espada que le regaló su hermano Jon Snow (Kit Harington), y apaga la luz para enfrentarse a ella en la oscuridad.

De regreso a la casa de Blanco y Negro, Jaqen H'ghar (Tom Wlaschiha) persigue un rastro de sangre y ve cómo el rostro de la Niña Abandonada (Faye Marsay) se encuentra junto a los cientos de otros. Al darse vuelta ve cómo Arya Stark lo enfrenta y se niega a pertenecer a ellos, reclamando su nombre y anunciando que tiene pensado regresar a su hogar en Invernalia.