• Caracas (Venezuela)

Escenas

Al instante

Guillermo Tell: El sexo no distingue entre chavistas y opositores

Guillermo Tell asegura que no lo sabe todo pero es curioso | Williams Marrero/El Nacional

Guillermo Tell asegura que no lo sabe todo pero es curioso | Williams Marrero/El Nacional

Luego de 5 años, el Gato regresó a la televisión con un programa sobre sexualidad con el que intenta romper tabúes. Piensa que no se pueden politizar todos los aspectos de la vida

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Cinco años pasaron desde la última vez que se vio a Guillermo Tell Troconis en televisión con el programa Sabadolandiaen La Tele. Ahora, el Gato regresa con garra frente a las cámaras, esta vez de Globovisión, en Hablan las paredes.

Para volver a la pantalla chica, una de las voces más conocidas de la radio escogió romper tabúes. Quienes lo sintonizaron por más de 10 años en La hora del Gato, ahora lo escuchan hablando de sexo, sexualidad y parejas. “Todo con respeto”, señala el locutor sobre el espacio que se transmite a diario, algo que considera retador.

“La primera temporada termina en octubre. Ya veremos si nos renuevan el contrato. Es complicado hacerlo diario, pero el equipo es maravilloso. En Globovisión nos han dado todas las herramientas. Nunca me han dicho qué decir y qué no”, asegura.

Guillermo Tell Troconis cuenta que uno de los principales desafíos es encontrar a personas que se atrevan a contar sus historias frente a las cámaras. Sin embargo, hasta ahora el estudio ha sido visitado por transexuales, voyeuristas y personas con VIH que han compartido sus testimonios.

—¿Por qué regresa a la televisión con un programa de sexo?

—No es un programa de sexo solamente, sino de sexualidad y de parejas. En este espacio están bien presentes las palabras tabú y controversia. Hay muchas cosas que podemos tener frente a nuestras narices y que por mucho que queramos tocarlas, quizás por la misma sociedad, no lo hacemos. Yo me enteré, por ejemplo, cuando hicimos el programa de sexo en la tercera edad, que los abuelitos se masturban tanto como los adolescentes. En Hablan las paredes partimos del hecho de que todos somos seres sexuales.

—¿De qué hablan las paredes?

—De muchas cosas. Del celibato, de terapias de reemplazo hormonal para transexuales... Procuramos siempre hablar con respeto, si lo aprueban o no es decisión de cada quien y nosotros lo respetamos. Simplemente presentamos realidades que están allí, en el día a día. De eso es que hablan las paredes, de lo que tú sabes pero nadie dice.

—¿Tuvo alguna duda de trabajar en Globovisión después de toda la controversia que ha vivido el canal?

—No podemos politizar todo, menos el sexo. Soy de los que piensa que por meter la política en todo estamos como estamos. Nosotros podemos sentarnos a conversar y buscar los puntos de coincidencia. Si una persona sufre de disfunción eréctil, vaginitis, menopausia, no va a importar su tendencia política. Es alguien que necesita información y estamos para dársela. El sexo no distingue entre chavistas y opositores.

—¿Cuál es el primer tabú que se debe romper en el país?

—A nosotros nos enseñaron que al tener un encuentro sexual, más que sentir uno mismo, debemos hacer sentir al otro. Ahora he aprendido que si pensáramos menos y sintiéramos más disfrutaríamos más el sexo. Pero yo no lo sé todo, estoy lejos de ser sexólogo, solo soy curioso y hago las preguntas que el horario me permite.

—¿Cuál es la pregunta que se hacía con más frecuencia y que ya respondió?

—Las más recurrentes tenían que ver con las mujeres: ¿por qué se ocupan de dar tanto amor y no de recibirlo? Hoy en día ellas se han dado cuenta de que están, psicológica y orgánicamente, dispuestas a sentir. ¿Por qué antes no les importaba sentir? ¿Por qué fingen un orgasmo cuando pueden sentir uno de verdad? El sexo va más allá de la mera genitalidad y el principal órgano sexual, créanlo o no, es el cerebro.

—Quienes lo oyeron en La hora del Gato ahora lo escuchan hablando de sexo.

—(Risas) Sí, claro. Pero nunca se me olvida que en ese programa tocábamos temas sexuales. Hicimos uno sobre la prostitución en el que le pregunté a la señora qué le aconsejaba a las chicas que escuchaban el programa y me dijo: “Que se metan, pero con las metas claras” (Risas). Pero gracias a las personas que se atreven porque, más que identificar al Gato, cuando se sienten escuchadas la conversación fluye de manera mágica


Hablan las paredes

Globovisión

Lunes a viernes, 11:00 pm