• Caracas (Venezuela)

Escenas

Al instante

“El rock latinoamericano no vive un buen momento”

Juanes / EFE

Imagen de los Heat Latin Music Awards, el intérprete colombiano celebra su carrera, pese a las dificultades

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

En un momento en el que los canales musicales están desapareciendo, Juanes considera una victoria que HTV haya creado unos galardones como los Heat Latin Music Awards, sobre todo por la oportunidad que representa para los nuevos talentos. De allí que, desde la primera vez que los ejecutivos de la señal le propusieron ser imagen de los galardones que se entregarán el 4 de junio de 2015 en Cap Cana, el intérprete de “A Dios le pido” ni lo pensó.

“Para mi carrera ha sido trascendental el apoyo de canales como HTV. Siento que la creación de los Heat es un hecho importantes que cambia la carrera de un artista y que reconoce su trabajo”, confiesa Juanes, quien compartirá con Karen Martínez, su esposa y la madre de sus tres hijos, en la entrega de este premio a la música latina.

Eso sí, acota que esto no significa que la familia Aristizábal Martínez en pleno tomará la pantalla de HTV. “Si no fuera por Karen yo no estaría aquí”, dice mientras la mira y ambos se sonríen pícaramente. “Ella ha estado trabajando en esto desde hace mucho tiempo. Me alegra verla haciendo lo que le gusta”, señala de la también actriz y modelo, con quien asegura aprender todos los días sobre cómo vivir y convivir en pareja. “El camino ha sido largo y difícil”, afirma, pero la confianza los ha mantenido unidos durante todos estos años.

En 2015 Juanes saldrá de gira por el continente y, si todo sale bien, en marzo asegura estar en Venezuela.  Acaba de terminar el tour Locos de amor con el que visitó ciudades de Colombia que generalmente no incluía en sus recorridos y en las que, además, realizó trabajos con la Fundación Mi Sangre. “Tengo depresión posgira. Fueron días muy buenos”, recuerda.

Juanes considera que el rock latinoamericano no vive un buen momento por estos días. A la partida de Gustavo Cerati y Luis Alberto Spinetta se une la falta de espacio en las radios de la región. “Son épocas difíciles, pero confío en que volverán los buenos tiempos”.

El cantante asegura que su carrera ha estado plena de buenos momentos, a pesar de las dificultades con las que se puede hacer topado en el camino. “Miro hacia atrás y siento que me quiero comer el mundo en el mejor sentido de la palabra. Estoy muy agradecido con la música y con la vida”, afirma y agrega que le gustaría llegar a la edad que hoy tienen Miguel Bosé, Juan Luis Guerra o Rubén Blades con la vitalidad y ganas de estos artistas.

Sin reparos admite que volvería a tocar en Cuba porque fue un concierto “hecho con amor, por la paz y por la gente”. Repetiría, también, experiencias como las de Paz sin Fronteras. De hecho, revela que se quiso hacer algo en Venezuela junto con Miguel Bosé y el sistema de orquestas, pero no se logró. “Hablamos con el maestro Abreu, hablamos con Dudamel y no se pudo. Es que no es tan fácil”