• Caracas (Venezuela)

Escenas

Al instante

Los robots se integran a la sociedad en Humans

Anita es el nombre de la robot que comparte con la familia | CORTESÍA AMC

Anita es el nombre de la robot que comparte con la familia | CORTESÍA AMC

Mañana, a las 9:00 pm, AMC estrena la primera temporada de la producción que muestra la relación entre humanos y androides

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Joe Hawkins decide comprar el aparato de moda en Londres. No es un celular ni una computadora, es un Synth, un asistente robótico con el que el padre de familia pretende darle orden a su hogar.

Anita es el nombre del androide que se gana la simpatía de sus hijos. Pero su esposa, Laura, no está muy convencida de la idea, pues cree que no todo puede ser perfecto cuando un aparato tiene libre albedrío en su casa.

La línea que separa a robots y humanos se vuelve más delgada en Humans. La serie, que se estrena mañana en AMC a las 9:00 pm, muestra cómo los seres inanimados tratan de integrarse en una sociedad que los recibe con los brazos entreabiertos.

El productor del programa, Chris Fry, cree que el principal atractivo de la trama está en la incertidumbre que generará cada uno de los ocho episodios de la primera temporada. “Algunas personas escapan de sus realidades a través de la ciencia ficción, es el caso de los programas centrados en inteligencia artificial. Son interesantes, asombrosos y a veces escalofriantes. A la gente le gusta asustarse, disfruta ver un mundo que no conoce”.

Fry considera que las series de este estilo suelen situarse en fechas indeterminadas: “Humans se ambienta en un futuro cercano. Es un universo paralelo muy parecido a la actualidad. La gente puede extrapolar su propia realidad a esa ficción que mostramos”.

Los robots de la serie tienen códigos de comunicación específicos, lo que según el productor fue uno de los mayores retos. “Cuando hicimos el casting para elegir a los Synth audicionó muchísima gente. Evaluamos aspectos como la contextura o que no tuvieran tatuajes, para que fuera más verosímil el aspecto robótico. Luego asistieron a 'la escuela', para aprender el lenguaje corporal de los Synth. Eran jornadas intensas en la que debíamos coordinar cada detalle”.