• Caracas (Venezuela)

Escenas

Al instante

El regreso musical de Robbie Williams

El cantante Robbie Williams / El Tiempo / Colombia / GDA

El cantante Robbie Williams / El Tiempo / Colombia / GDA

La estrella pop habló en exclusiva con EL TIEMPO de Colombia acerca de su álbum Take the Crown

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

“Renové mi ambición y estoy dispuesto a pelear por mi carrera”, afirma hoy Robbie Williams. Suena temerario: lo dice el hombre que es capaz de arrancarse la piel y los músculos de sus huesos, que continúan de fiesta, para satisfacer a su público en ese video inolvidable que fue Rock DJ.

Ya han pasado 12 años desde ese acto de ‘automutilación’. También, cinco álbumes más, que tuvieron el eco esperado de su principado del pop en el Reino Unido, pero no fueron tan efusivos afuera. El sugerente Reality Killed the Video Star (2009) pasó casi inadvertido.

Ahora, Williams vuelve y va por todo. Su sencillo Candy ha estado varias semanas en el número uno de listas de la radio en su país, compitiendo codo a codo con los jóvenes de One Direction. Hace parte de su nuevo álbum, Take the Crown (Toma la corona), una proclama de vencedores.

“Tengo una ambición y es que mi disco sea masivo. No he sido ambicioso en los anteriores álbumes, más bien letárgico. Y quería llamar este como un símbolo del intento de comunicarme con la gente (...). He hecho el álbum más comercial que jamás haya escrito y lo definitivo es que quería que fuera grande”, afirma la estrella del pop, vía telefónica, a EL TIEMPO de Colombia. La carátula del álbum: un busto bañado en oro.

“También es un título que me permite estar concentrado porque, en parte, es desagradable decirlo, pero es tremenda cosa en qué vivir pensando. Intento vivir como el título de mi propio disco”, dice.

Valioso propósito para Williams, a quien históricamente lo acechan la buena vida y las mujeres. Pero su esposa, Ayda Fields, con quien se casó en el 2010, lo ha ayudado a ponerse en orden.

Por supuesto, también lo acechan la prensa y quienes buscan en él una fuente de escándalos. Recientemente, Williams se metió en un nuevo lío, en el programa de TV de Graham Norton, que emite la BBC, al explicar una escena de su video Candy, en la que golpea en la cara a una anciana. La Sociedad Nacional de Pensionados le cayó encima. Pero sus fanáticos y los medios aman esos estallidos suyos de sinceridad. Por ejemplo, hace unos días dijo que la fama de la cantante Jessie J se disolverá en menos de 18 meses. Es su boca la que lo mete en problemas.

“Soy del tipo de artista provocador, y también lo soy como persona –dice la estrella–. Hago cosas que producen reacción, y golpear la nariz de un pensionado causa una respuesta. Siempre pensé que podría causarle un problema a alguien, pero hoy pienso que mucha gente usa estas situaciones como publicidad para ellos y sus organizaciones. Si yo puedo ayudar de alguna forma, ahí estaré.”

Gary Barlow, su compañero más cercano en la alineación de Take That –y quien actualmente es jurado de un Factor X en el Reino Unido–, compuso con él los dos sencillos, Candy y Different, y recientemente Williams se le unió de manera sorpresiva en un concierto suyo.

“ ‘Gas’ es mi amigo, una gran compañía; amo gastar tiempo con él, escribir con él, ser creativo con él. Viene a mi casa y podemos grabar durante 10 días, dos semanas; es tan simple como eso. Él toca de una forma que está por encima de lo mejor”, agrega.

De "Shit on the Radio", otra de sus nuevas canciones, cuyo título no puede denunciar más el estado actual del pop y la radio, afirma que no es lo que parece. “No es tan literal como piensan –sostiene–. Es un americanismo; no es mi opinión acerca del mundo de la música. Decidí dejar de espiarlo hace mucho, y muy raras veces escucho radio; así que no tengo elementos para juzgarla.”

El que viene será un año muy agitado: no solo anunció giras por estadios del Reino Unido, sino que, además, Barlow dijo que Take That volverá al estudio en febrero, pero no dejó claro si la banda contará de nuevo con el cantante.
“Seguro habrá más Take That en el futuro, y más Take That conmigo en ella –sostuvo Williams en la entrevista–. ¿Cuándo y cómo pasará? No tengo idea. Pero la puerta está abierta para mí; disfruté mucho haciéndolo y quiero hacerlo de nuevo.”

A sus 38 años, Williams quiere esa corona del pop británico que ha sido suya por tanto tiempo, aunque la escena de ese género ha cambiado y es consciente de ello. “Pienso que la industria de los discos está en un lugar envejecido y sus ventas, por sí mismas, se volvieron inexistentes. Es probable que el tema se haya desplazado completamente a los espectáculos en vivo. Por fortuna para mí, tengo una audiencia y estoy cómodo. El conocimiento que tengo de la audiencia en vivo es un salvavidas”, anota.

Once cortes de regreso

El nuevo álbum ha sido bien recibido por la crítica

Take the Crown incluye once canciones y en diez de ellas participó Williams como compositor. Los primeros sencillos han sido "Candy" y "Different", y críticos como Tom Hocknell, de la BBC, han calificado como “hipnótica” la canción "Hunting for you", y han comparado "Into the Silence" con los comienzos de U2. Además de estos cuatro temas están "Be a Boy", "Shit on The Radio", "Gospel", "All that I want" y "Losers", entre otros.