• Caracas (Venezuela)

Escenas

Al instante

Con triunfal recepción Conchita Wurst regresa a Viena tras su victoria en Eurovisión

La cantante Conchita Wurst representa a Austria en Eurovision 2014 | AP

La cantante Conchita Wurst ganó ayer el festival de Eurovision 2014 | AP

La extravagante "mujer barbuda", álter ego de Thomas Neuwirth, fue recibida por cientos de fanáticos en su país, y su éxito reconocido como un avance en la "tolerancia y el respeto" por varios políticos de Austria

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Tras la victoria en la noche del sábado de la cantante Conchita Wurst en el festival de Eurovisión, cientos de fans recibieron hoy a la "drag queen" a su regreso a Austria en el aeropuerto de Viena.

Su triunfo con la balada "Rise Like A Phoenix" es también una victoria transnacional sobre la discriminación, aseguró el travesti de nombre civil Thomas Neuwirth a la prensa al volver a su país.

Una lluvia de confeti acompañó a la artista hasta una conferencia de prensa a la que asistieron unos 500 reporteros internacionales. Los fans celebraron con banderas austriacas y de arcoiris, así como carteles y cánticos a través de megáfonos. Muchos de ellos se habían pintado una barba imitando a la cantante, caracterizada como una mujer de pelo largo y barba.

Conchita subrayó que ansía "un futuro sin exclusión y discriminación" y que esa fue una de las razones para ir a concursar a Copenhague. Lo entiende además como una señal "a algunos políticos que todos conocemos", añadió. Cuando se le preguntó si con ello pensaba en el presidente ruso, Vladimir Putin, la "drag queen" de 25 años señaló: "Entre otros".

Los reporteros le preguntaron una y otra vez cuándo supo que iba a ganar en Eurovisión. "Mi respuesta es: quizás la semana que viene", señaló con una sonrisa.

El triunfo es el segundo de Austria en la historia de Eurovisión y llega 48 años después del de Udo Jrgens, el único campeón del país alpino hasta el momento.

También la mayoría de los políticos del país interpretaron la victoria como un éxito de la tolerancia y el respeto, salvo el populista de derechas Partido Liberal de Austria (FP™), que no quiso felicitar a la artista.

Mientras tanto, el país se mostró encantado de ser la sede de la próxima edición en 2015, que celebrará un aniversario redondo, el número 60. "Ahora, como hemos ganado, queremos ser unos buenos anfitriones", prometió el jefe de entretenimiento del canal público austríaco ORF, Edgar Bhm.

Ya este mismo lunes comenzarán los preparativos para la ceremonia, añadió B'hm a la agencia APA. "Hay un calendario muy estricto".

El director general de ORF, Alexander Wrabetz, señaló que aún no se ha decidido si la sede será Viena. "Viena sería una opción maravillosa, pero se sabe que un festival de la canción necesita un increíble apoyo por parte de la ciudad elegida". Austria es un país muy comprometido con la música "y que tiene muchas posibilidades para organizar el concurso".

Wurst ya adelantó que le gustaría ser la presentadora. "Me encantaría formar parte de Eurovisión 2015, ¿quizás como anfitriona?", comentó a la prensa desde Conpenhague la "drag queen" barbuda tras su triunfo.