• Caracas (Venezuela)

Escenas

Al instante

Los ratones de librería hallaron un Lugar Común

La nueva librería Lugar Común emplazada en Altamira se articula como una alternativa cultural en la ciudad | Foto: Alexandra Blanco

La nueva librería Lugar Común emplazada en Altamira se articula como una alternativa cultural en la ciudad | Foto: Alexandra Blanco

Además de novedades, en el local se ofrecerán, desde enero, talleres de literatura y un café que hará más estimulante la visita

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Atención ratones: desde hoy abre en la planta baja del edificio Humboldt, al lado de la plaza Sur de la estación del Metro de Altamira, una librería que busca agitar el panorama literario de Caracas: Lugar Común.

Es una extensión del proyecto editorial homónimo que dirigen Luis Yslas, Rodrigo Blanco Calderón y Garcilaso Pumar, que ahora suma como socios al grupo familiar de este último. La llaman “librería de a pie” por su ubicación –cercana una de las estaciones del Metro más transitadas de la ciudad– y porque a diferencia de otros proyectos está en la calle y no en centros comerciales o culturales. Similares a esta iniciativa quedan en la ciudad Suma y Entrelibros.

Pumar considera que este es un momento de oportunidades en el sector porque el país vive un resurgimiento cultural, que incluye un aumento en el interés por la lectura. “La sociedad venezolana ha vivido un proceso de intelectualización que ha sido la manera de resistir los años de oscuridad”, reflexiona antes de señalar que han establecido acuerdos con editoriales mexicanas independientes para ofrecer sus novedades y que para 2013 esperan concretar otros con sellos europeos y argentinos.

“Más que por la venta de libros, apostamos por los clientes que vendrán a pasar un rato”, dice Rebeca Pérez Jerónimo, una de las encargadas.

“Queremos que este sitio sea una alternativa para la cultura”, indica el poeta César Segovia, librero del lugar, para quien esta nueva brecha profesional es “un tránsito natural”.

A partir del mes de enero comenzarán a impartir en la segunda planta del local talleres de literatura y también habrá un café que hará más estimulante la visita. Así que la cita para los ratones es, desde ahora, en este Lugar Común de la lectura. No tiene queso, pero sí literatura.