• Caracas (Venezuela)

Escenas

Al instante

Las puertas de Europa se abren a Pelo malo

Rondón asegura que lo único importante es que <i>Pelo Malo</i> llegue a un mayor público | FOTO CORTESÍA CINEMAPRESS

Rondón asegura que lo único importante es que Pelo Malo llegue a un mayor público | FOTO CORTESÍA CINEMAPRESS

El filme de Mariana Rondón buscará la séptima Concha de Oro de la historia para Latinoamérica

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

“El que quiera saber qué está pasando con el cine latinoamericano, sepa que San Sebastián es el sitio. Que es la puerta a Europa de toda esa producción”. Las palabras de José Luis Rebordinos, director del Festival de Cine de San Sebastián, respaldan la enorme significación de la presencia de una película venezolana, Pelo malo, entre las apenas 13 de la sección oficial de las que se elegirá, el sábado 28, a la ganadora de la Concha de Oro.

“Para mí es muy emocionante estar en una misma selección con directores que siempre he admirado, como Atom Egoyan, cuyas películas han sido clases de cine, caso de Exótica. También están maestros como Bertrand Tavernier o Roger Michell. Incluso los más jóvenes, como el mexicano Fernando Eimbcke y la bosnia Jasmila Zbanic, hacen un cine muy audaz.  Estar ahí con ellos es sentir una enorme satisfacción por el trabajo que hemos hecho con Pelo malo y no se me ocurrirá nunca sufrir de triunfalismo vacuo y pensar que un premio define la calidad o las posibilidades de una obra de arte, que es lo que para mí es el cine”, indicó Rondón poco antes de partir para la inauguración de la edición número 61 del festival conocido en vasco como Zinemaldia, que comenzará el viernes en la ciudad donostiarra con la proyección (fuera de concurso) de la cinta argentina de animación digital Metegol de Juan José Campanella.

“Mostrar Pelo malo en el Festival de San Sebastián significa seguir abriendo oportunidades a la película para ser vista por la mayor cantidad de personas. Eso es lo que importa”, agregó Rondón. Junto con la comedia mexicana Club Sándwich, de Eimbcke, el filme compone la representación latinoamericana en la máxima división competitiva de uno de los 14 festivales cinematográficos de categoría “A”, los más importantes del mundo.

Primera desde 1997. Ninguna película o representación artística venezolana ha figurado jamás en el palmarés de San Sebastián. La más reciente participación dentro de la sección oficial se remonta al año 1997 con Pandemónium de Román Chalbaud.

Pelo malo fue destacada entre lo mejor del cine latinoamericano en el Festival Internacional de Toronto, que terminó el fin de semana, y cuenta la historia de Júnior (Samuel Lange), un pequeño que desea alisar su cabello “chicharrón” para parecerse a un cantante de moda.

“Toronto fue un huracán que aún no termino de asimilar. Fue enorme el interés. Se están cerrando varios territorios para su distribución internacional, tanto en salas de cine como para televisión.  El boca a boca fue cada día más grande. Había llenos totales y mucha participación del público en la sección de preguntas y respuestas, con múltiples lecturas de la historia. No sé si fue del todo cierto, pero la prensa se refirió a Pelo malo como una de las grandes sorpresas del festival”, contó Rondón.

Uno de los puntos a favor de Pelo malo es que formó parte del programa Cine en Construcción, a través del que el Festival de San Sebastián aporta ayuda económica para que algunos filmes latinoamericanos finalicen su proceso de posproducción.

El jurado de la edición número 61 de Zinemaldia está presidida por el director estadounidense Todd Haynes, postulado al Oscar en 2003 por el guión original de Lejos del cielo. También figura el músico David Byrne, uno de los padrinos de Los Amigos Invisibles.


LaCifra

son los miembros latinoamericanos del jurado: la actriz chilena Paulina García, su colega mexicano Diego Luna y la productora uruguaya Mariela Besuievsky