• Caracas (Venezuela)

Escenas

Al instante

"¡Todo lo que es, no pue’ se!"

Miguelángel Landa

Miguelángel Landa

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

--Cuando era chofer de camión, ¿gozaba de reposo?

--¡De ninguno!.. Al bajarme del camión iba a la escuela de teatro. Nunca fui reposero, como otros.

--¿Sintió resentimiento?

--¡Nunca!.. Fui y soy feliz porque nada me ha sido fácil.

--¿Cómo veía a los gobiernos de turno?

--Con mucha crítica. Estamos como estamos por culpa de ellos.

--¿Votó por AD o por Copei?

--El nombre de Miguelángel González Landa nunca se asoció a ellos.

--¿Y ahora?

--Fue la política la que se metió conmigo.

--¿Por qué no incursionó en ese escenario?

--Porque leí a Maquiavelo.

--¿Revolucionario?

--Toda la vida. Hace 25 años declaré a El Nacional que al deporte había que socializarlo.

--¿Revolucionario del cine?

--Como un obrero estudiado y preparado, no como unos que dicen ser presidente y obrero, pero que no dan la talla como tales.

--¿Lo sagrado y obsceno de hoy?

--No poder ver a una chica en la calle, invitarla a un café e ir a lo "obsceno", que es lo más hermoso y divino. No sé por qué algunas personas tergiversan el verdadero significado del amor.

--¿Cuántas mujeres tuvo, con o sin papeleo?

--(Carcajadas) Dieciséis.

--De volver a nacer, ¿con cuál se casaría?

--Con la Primerísima Mirla.

--Aunque pareciera que para usted "el matrimonio es como el demonio"...

--(Risas) Más bien es como el limbo.

--¿Qué tiene de ángel?

--Nada.

--¿Y de demonio?

--Amar a muchas mujeres.

--¿Machista?

--Feminista. Cociné y cambié pañales.

--¿Una revolucionaria?

--María Corina Machado. Ojalá fuera presidente.

--¿Qué es de la vida de la señora de Cárdenas?

--Desde Margaret Thatcher hacia acá han venido decreciendo.

--¿Y de Orlando Urdaneta?

--Hable con él hace mes y medio. El mejor actor de Venezuela.

--¿Y el loco Hugo?

--Había dos. Queda uno (risas).

--¿Y Román Chalbaud?

--¿Cuál es la próxima pregunta?

--¿El papel que nunca aceptó?

--El más reciente, carecía de carne y fuerza.

--Nunca hizo de gay...

--Para eso estaba "Enrico" en Bienvenidos (risas).

--Luego de 36 personajes y 76 años a cuestas, ¿a quién le gustaría encarnar?

--A Ricardo III, de William Shakespeare.

--¿Está a tiempo?

--Ya no. Siempre he tenido una salud delicada. Así y todo sigo en el cine.

--¿El papelón de su vida?

--Haber regresado con una pareja. Chivo que se devuelve...

--¿Un "chiste incomprensible"?

--Creer que con la democracia vamos a cambiar el país. Nos tocan un tango, y bailamos un joropo.

--¿Sigue siendo pobre el negro?

--Aun como afrodescendiente.

--¿Una posible trama de su vida?

--De nacer en La Pastora, negro, feo y pobre, ahorita tengo una nieta catira, preciosa y australiana.

--¿Se considera el símbolo del cine venezolano?

--Soy un obrero del cine.

--¿Trabajaría con Oliver Stone?

--El cine es ilimitado, pero nunca haría el papel de un genocida.

--¿Lloró por el cierre de RCTV?

--No, pero sentí una profunda impotencia.

--¿Y por el país?

--Todos los días.

--¿Una rabia?

--Ver a un niño con hambre.

--La revolución pregona que los recogió...

--¡Por Dios!, ahora los hambrientos no son sólo niños.

--¿Una intensidad?

--La pasión, el amor, el sexo...

--¿Cómo sustituir lo último?

--Con nada, viejo... Eso no tiene sustituto.

--¿Una frustración?

--Ser músico. Al menos me salió un hijo compositor.

--¿Un deseo irrefrenable?

--Conseguir la mujer de mi vida.

--¿Un líder?

--Simón Bolívar.

--¿Una heroína?

--Mi madre. Llevo su apellido. Y ella sobrellevó mi asma.

--¿Qué fue de la gloria del cine venezolano?

--La sigue teniendo. No hay tercer piso sin primero y segundo.

--¿Siente hoy más el Gloria al Bravo Pueblo?

--Al contrario. Lo apago, por su difusión atosigante y olímpica.

--¿La mejor película nacional, excluidas las suyas?

--Jericó.

--¿E incluidas?

--El pez que fuma.

--¿Se fumó una lumpia aquel pez gordo?

--(Carcajadas) Sí, de arroz chino.

--¿El Woody Allen de la intelectualidad?

--Laureano Márquez.

--¿Besó de verdad en plena grabación?

--Muchas veces. Y me levantaba no solamente la moral, sino la emoción.

--¿Se daría hoy abasto con aquella famosa frase "¡no pue’ se!"?

--¡Mucho! Hoy en día, todo lo que es ¡no pue’ se!

--¿Colaboraron el cine y la TV para llegar a este llegadero?

--No creo. Influyen más en el crecimiento de los niños.

--¿Con qué vara mide a Conatel?

--Con la misma que ella mide.

--Con tanta intromisión, ¿dejarán al cine mudo?

--(Risas) En Estados Unidos Obama se ríe de todo lo que le dicen porque sabe que es verdad.

--¿El cangrejo de hoy?

--El Gobierno.

--¿Un arrepentimiento?

--Haberme divorciado de la mujer que más amé... Y ella lo sabe.

--¿Un defecto?

--El orgullo.

--¿Una tristeza?

--La soledad.

--¿Un género para el acontecer?

--El absurdo.

--De su último personaje de abuelo sabio en El man- zano azul, ¿un consejo a la dirigencia?

--Honestamente, hay que aprender que ser adversario no es ser enemigo. Hay que cultivar la diversidad.

--¿Reponiendo su programa Bienvenidos?

--Siempre y cuando nos permitan 15 años de chistes. No hay mejor chiste que una mentira.

--¿Como en aquel libro flaco de Miguelete?

--(Carcajadas) ¡Con todos ellos, junticos!

--¿Qué pasaría en Venezuela si los dos elencos en pugna no se diesen la bienvenida?

--Sería muy peligroso para nuestros hijos y para el país...

Y eso, definitivamente, ¡no pue’ se!