• Caracas (Venezuela)

Escenas

Al instante

Una promesa hecha a un amigo toma forma de libro

“Mi única pretensión es que lo recuerden. Porque él dio su vida por la cultura”, dice el autor | FOTO Leonardo Noguera

“Mi única pretensión es que lo recuerden. Porque él dio su vida por la cultura”, dice el autor | FOTO Leonardo Noguera

Con el bautizo de El pintor de los misterios se inaugurará una exposición en homenaje al creador

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

“Él no quiere que le hagan libros. Pero yo dije que le iba a escribir uno”, dice José Pulido sobre Luis Domínguez Salazar. Fue una promesa. Nadie se lo pidió, ni siquiera sabía que lo publicarían, confiesa el periodista a mitad de un café, con la mañana acuosa como fondo.

“Escribía muy bien; por eso éramos muy amigos. Me gustaban sus pinturas, pero también sus textos. Era un artista extraordinario”, continúa el autor de El pintor de los misterios, libro sobre el artista plástico fallecido en 2008 que será presentado hoy, a las 11:00 am, en el auditorio Manoa de la Universidad Metropolitana.

En el libro, la voz del autor y la del artista se funden en capítulos que incluyen fragmentos de un diario, reseñas de críticos, reflexiones sobre el arte, recuerdos de familia, humor, fotografías, pinturas y anécdotas –como la que habla de la casa, la playa y Armando Reverón–. “Yo vengo del filo de la luz y la sombra”, es la frase con la que comienza ese autorretrato dibujado entre dos.

“El mayor placer fue recordar las cosas que vivimos y que conversamos. Me gustaba hablar con él porque era muy humorista y también muy culto. Cuando alguien quiera saber algo sobre él, lo va a encontrar en el libro. Pero no el dato frío, sino el humano”, expresa Pulido.

Domínguez Salazar, Premio Nacional de Artes Plásticas 1983, fue además director de la Escuela Cristóbal Rojas, de la Cinemateca Nacional, de la Galería de Arte Nacional y del Departamento de Arte del Instituto Pedagógico de Caracas. También asumió la vicepresidencia de la Asociación Venezolana de Artistas Plásticos. “Hizo mucho por las instituciones. Uno de sus aportes más grandes fue la importancia que le dio al dibujo cuando todo el mundo quería pintar”, afirma el escritor.

Sobre El pintor de los misterios, Pulido dice: “Es un libro que le pertenece exclusivamente a Luis Domínguez Salazar y mi única pretensión es que lo recuerden, que sepan quién fue. Porque él dio su vida por la cultura e hizo mucho por la educación en el arte. Nosotros tendemos a olvidar muy rápido y necesitamos del pasado, es imposible no hacerlo”.

La presentación del libro, editado por Carmen Useche de Domínguez, viuda del pintor, va acompañada por la inauguración en la Unimet de una exposición en homenaje al artista. Permanecerá abierta hasta el 23 de febrero e incluirá una selección de pinturas y dibujos de Domínguez Salazar.