• Caracas (Venezuela)

Escenas

Al instante

La política arropó a las letras

De 92 editoriales participantes en la feria, un gran porcentaje estaba identificado con el gobierno y con la ideología revolucionaria | Foto Manuel Sardá

De 92 editoriales participantes en la feria, un gran porcentaje estaba identificado con el gobierno y con la ideología revolucionaria | Foto Manuel Sardá

La quinta edición de la Feria del Libro Caracas Tiene la Palabra culminó ayer. Los cuentos del arañero, de Hugo Chávez, se agotó en varios stands

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Las ventas fueron iguales que las del año pasado y solo en algunos casos superaron las expectativas: ese es el resumen que hacen los encargados de los pabellones que participaron en la quinta edición de la Feria del Libro Caracas Tiene la Palabra, que terminó el día de ayer. Mientras el fin de semana antepasado Venezuela cedió el protagonismo a Cuba y a China, el pasado fue el turno de Palestina.

De 92 editoriales participantes, un gran porcentaje estaba identificado con el gobierno y con la ideología revolucionaria. En esos puestos se vendían o se regalaban textos con contenido político.

“Las ventas aumentaron con respecto al año pasado. Es evidente que ha crecido el interés de las personas por la literatura marxista”, destacó Miguel Campos, un español que atendía el puesto de la Librería Socialista Fundación Federico Engels, que además de libros vendía afiches del Che Guevara.

Las editoriales privadas que participaron, por su parte, consideran que las ventas fueron las esperadas. En el stand de Michelibros 2009, donde se vendieron los Libros El Nacional, Miguel San Juan señaló que aunque la lluvia amainó la afluencia de visitantes, el balance fue positivo.

El encargado aseguró que entre los textos más vendidos están los biográficos, El poder de escuchar de Ismael Cala y 25 Bombones de María Fernanda Di Giacobbe.

Entretanto, en el puesto de la editorial Planeta, Félix Rodríguez aseguró que las ventas se mantuvieron igual que las del año pasado. Señaló que los libros que más se vendieron fueron Los hornos de Hitler de Olga Lengyel, Las recetas de Sascha Fitness e Inferno de Dan Brown.

Por su parte, Valeria Viana, de Ediciones Ekaré, afirmó que las ventas han sido exitosas. “Se han llevado muchos libros de los que están en oferta. Los precios de esos textos van de 20 bolívares a 100 bolívares. Hemos tenido que hacer reposición de inventario”, agregó.

José Gutiérrez, de la editorial Equinoccio, señaló que los textos de filosofía son los que más se han llevado. Mientras en el kiosco de la editorial Panapo lo que más han comprado los visitantes son libros de cocina y El general en su laberinto, de Gabriel García Márquez.


Literatura ideológica. El sábado, mientras en las afueras crecía una concentración que marcharía hacia la plaza Diego Ibarra en apoyo a Palestina e innumerables autobuses obstruían el tránsito, en el Salón Hugo Chávez un taller de poesía a cargo de William Osuna se convirtió en un conversatorio sobre la situación de la Franja de Gaza.

Al lado izquierdo, en la entrada de la Galería de Arte Nacional, un stand con la bandera del país árabe de fondo vendía solo dos libros: La izquierda revolucionaria, de Nayef Hawatmeh, y Antología de Mahmoud Darwish, ambos a 40 bolívares. En un cartel se indicaba que las ganancias se harían llegar a Palestina a través de Egipto. Sin embargo, el encargado –que no reveló su nombre no pudo dar mayores detalles.

En el puesto del Ministerio de Comunicación e Información regalaban todos los textos. Tanto en ese como en el de Librerías del Sur se agotaron El libro azul y Los cuentos del arañero, ambos de Hugo Chávez. Mientras en el Fondo Editorial Tres Raíces, identificado con la Juventud del PSUV, ofrecían a 40 bolívares los libros El guarimbazo de la guarimbera –que incluye caricaturas, y Un brazalete tricolor, entre otros.

El domingo, el cierre estuvo a cargo del cantante Bahiano, ex vocalista de la banda argentina Los Pericos. También participó el escritor y cantante uruguayo Leo Maslíah. Se intentó contactar con Freddy Ñañez, presidente de la Fundación para la Cultura y las Artes de la Alcaldía de Caracas, para conocer su impresión del evento, pero al cierre de esta edición no había sido posible.