• Caracas (Venezuela)

Escenas

Al instante

La polarización en el país inaugura festival de Filadelfia

En 17 minutos, <i>Normal</i> muestra la relación entre personas en lados opuestos | Foto: El Nacional / Archivo

En 17 minutos, Normal muestra la relación entre personas en lados opuestos | Foto: El Nacional / Archivo

En la quinta edición del certamen de cine latino también participa Nikkei, una coproducción entre Venezuela, Japón y Perú 

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

La crisis política de Venezuela protagoniza la inauguración del Festival de Cine Latino de Filadelfia, que el próximo fin de semana llega a su quinta edición con el reto de potenciar su vocación social. 

“Más allá de ser un arte o un entretenimiento, el cine puede ser una herramienta de cambio social y esa se ha convertido en la principal meta del Festival de Cine Latino de Filadelfia”, señaló la directora del evento, Marangeli Mejía.

El certamen, que se celebra del 10 al 12 de junio, comenzará con la proyección del cortometraje Normal del director venezolano Vadim Lasca, que enfrenta las relaciones personales con las ideas políticas.

Mejía resumió el argumento del filme de 17 minutos como la relación entre dos personas en lados opuestos de la ecuación, uno chavista y el otro antichavista, durante las protestas de febrero de 2014 contra el gobierno del presidente Nicolás Maduro, la delincuencia, la inflación y la escasez.

Aseguró que la dirección del festival escogió esta película por tratar un tema de actualidad pero sin tomar partido.

“En Venezuela si tienes una posición política no hay manera alguna de que aceptes la visión contraria, no hay ningún tipo de diálogo ni de apertura a lo que opina el otro”, indicó el realizador del filme, Vadim Lasca. "Más allá del hecho político, la cinta aborda la intolerancia y la división de la sociedad como consecuencia de una crisis que ya dura años", añadió el cineasta.

También en la jornada de la inauguración, el festival presentará el documental Being Ñ (Siendo Ñ), que trata sobre la identidad de los latinos en Estados Unidos. Es un proyecto interactivo en progreso con testimonios de personas de origen puertorriqueño, mexicano, peruano, dominicano y salvadoreño.

La programación también incluye Nikkei, una coproducción de Venezuela, Japón y Perú en la que la cineasta Kaori Flores Yonekura narra la odisea de sus propios abuelos, que emigraron de Japón a Perú y de Perú a Venezuela.

El festival quiere encontrar esos lugares comunes de las experiencias humanas que las diferentes comunidades comparten en una nación de inmigrantes como Estados Unidos, expresó Mejía.