• Caracas (Venezuela)

Escenas

Al instante

"La plástica ha resistido la crisis mejor que otros sectores"

Nicomedes Febres / Manuel Sardá

Nicomedes Febres / Manuel Sardá

El miembro del comité organizador de la Feria Iberoamericana de Arte asegura que la exhibición, que este año reunirá 35 galerías, trasciende lo comercial y genera beneficios a toda la sociedad

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Al mal tiempo buena cara es el lema de los organizadores de la Feria Iberoamericana de Arte de Caracas, que abrirá sus puertas el jueves en medio de un clima económico incierto, marcado por devaluaciones, tensiones cambiarias e inestabilidad. Sin embargo, el galerista Nicomedes Febres asegura que la vigésimo segunda edición del encuentro que reunirá 35 galerías en el hotel Tamanaco es una oportunidad no sólo para hacer negocios, sino para seguir creciendo.

Consolidar proyectos que integran arte y educación, mantener el salón de jóvenes, abrir un espacio dedicado exclusivamente a la fotografía e incorporar a la nueva generación de curadores que se forma en el país son los objetivos que se ha propuesto junto con Zoraida Irazábal y María Josefina Vicentini, con quienes comparte la tarea de llenar la ciudad de arte durante cuatro días y medio.

­¿Qué expectativas tiene el comité organizador de la FIA este año? ­La primera expectativa es lograr hacer la feria en sí misma.

La segunda es que sea exitosa y la tercera es que a pesar de las circunstancias adversas podamos seguir creciendo, que la gente entienda que la feria va más allá del recinto del hotel Tamanaco, que está Jóvenes con FIA, el Salón 2.0, FIA Todo Terreno y Fotofía.

Hay un país que sigue moviéndose por lo menos en el ámbito de la cultura y la plástica, a pesar de las limitaciones que todos conocemos y que no vale la pena mencionar. La gente sigue creando y ese es el reto, que se entienda que tenemos una concepción global del arte más allá de lo comercial y que esa actitud es necesaria para concebir un mundo cultural mucho mejor, que a su vez sea capaz de permear a la sociedad.

­¿El mercado vive un buen momento? ­Nadie puede hacer un diagnóstico preciso de la situación, pero el campo de la plástica ha resistido la crisis económica mejor que otros sectores. Eso ha sido por la visión de integración que hemos manejado.

­¿Qué le hace falta a su feria ideal? ­Recursos económicos, mayor espacio, menos limitaciones en el aspecto de las permisologías y más apoyo de la empresa privada. En realidad necesitamos más apoyo de todo el mundo, incluidos el sector oficial y la empresa privada, porque un evento como la FIA tiene un inmenso impacto cultural, turístico y comercial.

Cuando hablo de este último punto no me refiero a las ventas que se dan dentro del recinto ferial, sino a los beneficios que se expanden al resto de la sociedad. Este tipo de eventos genera riqueza aguas abajo. Hay que ponerse a ver la cantidad de marqueteros, fotógrafos e imprentas que sacan provecho, al igual que los restaurantes de la zona, en fin, es una cadena inmensa y precisamente por eso son iniciativas que hay que apoyar.

En cualquier país desarrollado una feria de arte cuenta con el apoyo del Estado.

­¿Es el caso por ejemplo de Artebo o de la recién creada Bienal de Panamá? ­Claro. Todos esos espacios han surgido recientemente, pero me gustaría decir que la FIA ya se ha consolidado. Nosotros asumimos tareas que en teoría ninguna otra feria del mundo tiene, como entrar a los barrios a hacer un proyecto educativo. No es llegar, hacer cuatro murales y ya. Se trata de sensibilizar a la población para que entienda el valor espiritual que tiene en un momento dado una obra de arte en su comunidad para mejorar su calidad de vida.

Antes ninguna otra feria hacía un salón como Jóvenes con FIA. Ya Bogotá y Miami lo empezaron a hacer. Otras ferias han copiado las ideas originales, que siempre han salido de aquí.

­Este ha sido un año difícil desde el punto de vista económico y político. ¿Hubo que enamorar más a las galerías extranjeras para que participaran? ­­­Diría que no. Mucha gente estaba dispuesta a venir independientemente del clima político y económico. Las galerías extranjeras que nos han acompañado en estos últimos años conocen bien el país y saben que la FIA se mantiene al margen de la política. Como institución no tenemos, tuvimos ni tendremos ideología, al igual que tampoco tenemos compromisos con ninguna corriente artística o estética.

Las instituciones tienen que estar por encima de esas diferencias. La FIA es abierta e incluyente.

­¿Por qué la gala inaugural no se celebrará el miércoles, como se ha hecho tradicionalmente, sino que se efectuará el jueves? ­Hicimos un análisis de costo-beneficio y llegamos a la conclusión de que inaugurar el jueves podría tener el mismo resultado. Es un esfuerzo muy grande para los participantes porque el personal de las galerías trabaja día y noche atendiendo al público durante los días de la feria. Uno tiene que oír a los galeristas participantes.

­¿Habrá cambios en el formato de la feria, sobre todo si se toma en cuenta que los expositores cuentan con un día menos para mostrar obras? ­No. La noche de gala será igual, con la presencia de las mismas fundaciones y a beneficio de las Damas Salesianas. Habrá como siempre un invitado internacional, que será el pintor Claudio Gallina, que además realizará una intervención en una escuela de Baruta, porque él ha trabajado mucho el problema de la educación. Nosotros estamos muy interesados en la síntesis de cultura y educación. El maestro homenajeado será Ángel Hurtado. Mostraremos creaciones muy singulares suyas de los años cincuenta y sesenta. Él fue miembro de las vanguardias abstractas de esa época con un trabajo de inmensa calidad. Se desmarcó del constructivismo y se fue un poco a la abstracción lírica. También resaltaremos su faceta como documentalista.

El proyecto Fotofía pasará al recinto ferial. Estará a cargo de Lisa Blackmore. Nos gusta mucho que se incorporen curadores jóvenes a la feria.

Lo que debemos hacer para el año que viene es buscar un mecanismo para incrementar su participación en el proyecto.


Participación institucional
Durante la presentación de la vigésimo segunda edición de la Feria Iberoamericana de Arte, Nicomedes Febres y el resto del comité organizador aseguraron que las propuestas de los espacios institucionales son cada vez más importantes. Este año, el stand de Banesco presentará obras de Francisco Narváez y Pedro Centeno Vallenilla y la Colección Mercantil tendrá una individual de Pedro Terán. La Fundación BBVA Provincial apostará por el humor gráfico de EDO.

La Organización Nelson Garrido y Roberto Mata Taller de Fotografía participarán con un registro fotográfico realizado durante el seminario La Traición de lo Contemporáneo para la Colección Patricia Phelps de Cisneros. Garrido repetirá en el stand de la Gobernación de Miranda con una muestra sobre los Diablos Danzantes de Yare.

Este año habrá por primera vez un espacio patrocinado por el Gobierno de Barbados, en el que se exhibirá una colectiva de cinco artistas de ese país. Habrá lugar para la pintura, escultura, fotografía e instalación.