• Caracas (Venezuela)

Escenas

Al instante

El píxel es el Aleph que contiene la diversidad del arte contemporáneo

El sistema permite exhibir la mayor cantidad de piezas posibles por metro cuadrado / William Dumont/El Nacional

El sistema permite exhibir la mayor cantidad de piezas posibles por metro cuadrado / William Dumont/El Nacional

Doce artistas llevaron su obra al mínimo formato. Este año hay mayor presencia de la fotografía

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El píxel, la unidad más pequeña en la que se descompone la imagen digital, es una medida que le calza muy bien al arte contemporáneo, no sólo por la prevalencia de los medios digitales en la escena, sino también por cuestión de espacio. Eso pensó la galerista Gabriela Benaim en 2005, cuando un amigo le propuso crear un sistema curatorial y museográfico que le permitiría exhibir a más cantidad de artistas por metro cuadrado. Así nació el proyecto Píxeles, cuya sexta edición se muestra en la galería GBG Arts.

La propuesta es una suerte de Aleph visual. “Cada creador puede presentar la obra que quiera, usar cualquier técnica o material, y exponer cualquier idea o concepto, siempre y cuando se ajuste al formato de 24 por 24 centímetros que es la esencia del proyecto”, dice la galerista.

En esta ocasión participan 12 artistas. A la cabeza está el maestro Harry Abend como invitado especial, con una serie de dibujos realizados en los años noventa. “Son muy sueltos, a pesar de estar adaptados al pequeñísimo formato del píxel”, indica Benaim. Jorge Cabieses es el invitado internacional. El constructivista peruano presenta una serie de gráficas sobre madera.

La fotografía es el medio que tiene mayor presencia. Lisa Blackmore participa con una serie de imágenes en las que reduce paulatinamente un cine a su forma geométrica más simple: una pantalla cuadrada. Otro de los puntos focales de la sala es el trabajo de Arsenio Felipe Reyes, un fotógrafo venezolano que actualmente reside en París. Allí realizó una serie en la que trabajó con una modelo y una tela roja con las que logró una ambientación que contrasta con la aridez de una playa.

Nano González también emplea la lente, pero para reconstruir ciudades europeas como Berlín y París, a partir de escenas y detalles captados en blanco y negro. Al igual que González y Reyes, Cristina Matos-Albers explora la llamada Ciudad Luz, a través de la imagen cotidiana, que nada tiene que ver con postales de la Torre Eiffel o los Campos Elíseos. Los tres fotógrafos fueron descubiertos por Benaim en la muestra Paris contradictorio, curada por la embajadora Anne Louyot en la Residencia de Francia.

Sandro Pequeño continúa su exploración de la ciencia ficción y la obra encapsulada, pero en esta ocasión prefirió darle un giro a los materiales que utiliza. En lugar de presentar objetos en cajas de acrílico transparente, los atrapó en concretos. Sus piezas aluden a una suerte de arqueología proyectada a futuro, que busca responder una pregunta: ¿cómo serán los fósiles de los hombres del siglo XXI que encontrarán en excavaciones futuras? Anita Reyna también trabaja la idea del contenedor, pero con materiales incorpóreos, como la escarcha.

Daniela Quilici exhibe una serie de dibujos que hacen referencia a imágenes como la fertilidad, la naturaleza y la forma orgánica. La presencia del rojo y la fuerza del trazo son los puntos focales de su obra.

La pintura está representada por los autorretratos de Carlos Luis Sánchez, los cielos de Alberto Blanco y los paisajes de Víctor Julio González.

Píxeles Colectiva

GBG Arts, avenida Principal de Prados del Este, galpón #2

Horario: martes a viernes, de 9:30 am a 12:30 pm y de 3:00 pm a 6:00 pm; sábado y domingo, de 11:00 am a 3:00 pm

Entrada libre