• Caracas (Venezuela)

Escenas

Al instante

“Yo no pienso en mis debilidades”

Migbelis Castellanos / ARCHIVO

Migbelis Castellanos / ARCHIVO

Miss Venezuela 2013, que ha tenido un año cargado de preparación y críticas, tiene la misión de repetir la hazaña de 2009

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Migbelis Castellanos sabe que no será fácil. Su participación en el Miss Universo, que se celebrará el 25 de enero en Doral, Florida, está marcada por una gran responsabilidad: ser coronada por otra venezolana, Molly Isler. De lograrlo se repetiría la hazaña de 2009, cuando Stefanía Fernández recibió el título de manos de Dayana Mendoza.

Pero Castellanos no piensa mucho en eso, y si lo hace, parece que no le preocupa. Afronta este reto con positivismo y muy buen humor. Ayer partió a Miami con una nueva figura, luego de perder más de 7 kilos.

—Ha dicho que no le funcionó el método de Richard Linares…

—Richard y yo tuvimos una muy buena relación. Él fue un consejero muy leal y siempre estuvo pendiente. Logré bajar algunos kilos, pero las medidas ideales las alcancé gracias a mi masajista Mayela, en Valencia, y a mi entrenador Fernando Rodríguez.

—¿Qué cree que no funcionaba?

—No fue su método sino el estrés, la presión. Cuando entrenaba había mucha gente del medio. No quiero excusarme pero necesitaba mi espacio, tranquilidad para entrenar. Me rodeaba tanta gente que toda esa energía impedía que yo pudiera ejercitar con tranquilidad.

—¿La experiencia que tuvo en la conducción de Más allá de la belleza fue valiosa?

—¡Sin duda! Me fortalecí en oratoria. La proyección que tuve en televisión me ayudó a estar confiada y segura, a desenvolverme en una entrevista.

—¿Qué opina sobre que el concurso se celebre en Doral?

—Me siento como una venezolana que va a visitar a sus paisanos. Creo que eso me dará mucha seguridad, me ayudará a sentirme en casa. Es un punto a mi favor.

—¿Ha conversado recientemente con Molly Isler?

—Tenemos una relación muy bonita. Cuando estuvo en Venezuela me dio algunos tips. Me dijo que lo más importante es que disfrutara el concurso. Y a eso voy.

—¿Con quién siente que tiene que competir?

—¡Con Miss Venezuela! Ella tiene mucha ventaja, está muy enfocada (risas). No, en serio, voy a competir conmigo misma.

—¿Cuáles cree que son sus fortalezas y sus debilidades?

—Yo no pienso en mis debilidades, las contrarresto con mis fortalezas que son mi familia, mi equipo de trabajo y la confianza que tengo en mí.