• Caracas (Venezuela)

Escenas

Al instante

“Nunca me ha pesado la fama de mis padres”

Scarlet Gruber

Scarlet Gruber

La primogénita de Astrid Gruber y “el Chamo” Gabriel sueña con llegar a Hollywood. Dice que su madre le ha dado importantes consejos y que no quiere dedicarse a otra cosa que no sea el arte

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Scarlet Gruber escogió el apellido de su madre para presentarse en el mundo artístico, pero su verdadero nombre es Scarlet Fernández Gruber. Hija de Gabriel Fernández –“el Chamo”– y la actriz Astrid Gruber, asegura que nunca pensó en vivir de otra cosa que no fuera el arte y por eso se dedicó al ballet clásico hasta que una lesión en el tobillo, a los 18 años de edad, la encaminó hacia la actuación.

Cosita linda, una versión modernizada de Cosita rica (2003), representa su segunda oportunidad de trabajar en una telenovela. Ahí Gruber explota su talento por partida doble: interpreta a las gemelas Mariana y Marijose, papeles que representó Marisa Román en la original.

Las grabaciones de la producción de Venevisión Internacional y Univisión Studios terminaron en diciembre y desde entonces se subió a los escenarios del Microteatro de Miami, ciudad donde reside desde hace más de 10 años. Dueña de una sólida discreción, expresa que sueña con llegar a Hollywood, aunque primero quiere explorar su registro actoral en los dramáticos en español.

—¿Cuáles fueron los principales retos que encontró al interpretar un doble papel en Cosita linda?

—El primer reto fue asumir un personaje que había sido interpretado tan maravillosamente por Marisa Román. Ese fue el mayor obstáculo, quería evitar comparaciones. Lo segundo más complicado fue hacerlas totalmente diferentes a pesar de que lucen iguales. Darles detalles a cada una.

—¿Y cómo logró diferenciarlas?

—Fue mucho trabajo. A Marijose, la rica, le puse mucha dulzura, y a Mariana, locura.

—¿Cree que algo de su talento es heredado?

—¡Sin duda! Al ser hija de Astrid Gruber y “el Chamo” Gabriel crecí en conciertos, foros de televisión y viendo las telenovelas que hacía mi mamá. Crecí en medio del arte. No me veo haciendo otra cosa.

—¿Nunca pensó en dedicarse a otro oficio?

—Siempre quise ser bailarina y me formé para ser profesional, pero tuve una lesión en los tobillos que me obligó a retirarme. Había estudiado teatro en la Escuela Luz Columba, en Venezuela, y ya me había enamorado la actuación. También cursé Psicología por dos años, pero me retiré.

—¿La fama de sus padres no la ha incomodado?

—No, nunca me ha pesado la fama de mis padres, la siento como una bendición. Admiro su trabajo, pero jamás me han relacionado con ellos en cuanto al talento ni tampoco me han comparado.

—¿Qué le han dicho ellos? ¿Le dieron algún consejo para asumir el doble papel?

—¡Mi papá está súper orgulloso! Todos los días me manda mensajes y notas de voz. Mi mamá también. Ella me ha ayudado mucho porque interpretó a unas gemelas en Venezuela, en la telenovela Amor mío. Ahí fue protagonista y villana a la vez. Los datos más importantes que me dio mi mamá fueron la disciplina y la organización, eso es fundamental cuando llevas la secuencia de dos personajes.

—Las grabaciones terminaron en diciembre. ¿Qué ha hecho en este tiempo?

—Al terminar Cosita linda empecé a hacer teatro, en el Microteatro. Tener al público tan cerca ha sido una experiencia maravillosa. Hice una comedia bajo la dirección de Anna Silvetti. Me enamoré de otra faceta de la actuación. Nunca había experimentado el teatro. Ahora estoy haciendo una obra con la escuela de Adriana Barraza. Sigo haciendo castings y estudiando porque creo que un actor nunca debe dejar de prepararse.

—No hay mucha información de usted en Internet, eso la hace parecer muy discreta…

—Soy así con mi vida privada. No me gusta compartir algunas cosas y en ese sentido soy muy egoísta. Admiro a las actrices que preservan el misterio y eso es lo que trato de hacer. Mi mamá ha sido igual. Hablo de mi vida profesional, no de mi vida privada.

—¿Sueña con llegar a Hollywood?

—¡Por supuesto! Deseo ir a Hollywood, pero antes espero llegar al límite de los personajes que puedo hacer en español. Quiero protagonizar una telenovela, me encantaría poder trabajar en Venezuela y hacer un personaje con mi acento.