• Caracas (Venezuela)

Escenas

Al instante

La parodia de la noticia sobrevive en la televisión

Antonio Falco, Tom Monasterios, Carolina Sulbarán y César Arriba conducen <i>Dementes Veloces</i> | Foto Cortesía <i>Dementes Veloces</<

Antonio Falco, Tom Monasterios, Carolina Sulbarán y César Arriba conducen Dementes Veloces | Foto Cortesía Dementes Veloces

Dementes veloces y Chataing TV son los únicos programas nacionales que tratan la información desde el punto de vista de la comedia

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Desde Televen y Globovisión, Chataing TV y Dementes veloces compiten a la misma hora con el mismo género: el tratamiento humorístico de la noticia.

Chataing TV, que a principios de abril cumplió dos años al aire, ha cambiado la manera de presentar el contenido. La realidad del país ha sentado frente a Luis Chataing y sus reporteros –Led Varela, Jean Mary Curró, Manuel Silva y José Rafael Guzmán– a políticos, activistas, líderes estudiantiles y manifestantes.

En una línea distinta, en Dementes veloces –conducido por Antonio Falco, Carolina Sulbarán, César Arriba y Tom Monasterios– no se tocan temas álgidos, porque el formato del programa –que se estrenó en septiembre– es de humor ligero. “Cuando en Globovisión nos propusieron hacer este espacio estaba definido como uno de humor con noticias light. Eso era lo que nos exigían. Pero como las cosas se pusieron tan rudas nosotros no nos quisimos meter con la problemática tan de lleno, porque me parece irresponsable”, explica Antonio Falco, guionista y conductor del show.

Aunque en los últimos días el set del programa ha sido visitado por Alonso Moleiro, el activista Yeiker Guerra y Melanio Escobar, periodista independiente, los temas políticos no se exploran mucho en la producción de Globovisión. Falco dice que los han evitado por decisión propia y no por presiones del canal o de Conatel. “Las cosas de Maduro, Capriles, Ucrania y Siria, por ejemplo, no las tocamos, porque la población ya tiene suficiente, aunque los medios no reseñen las manifestaciones ni la represión. A nosotros, sin embargo, no nos contrataron para eso, lo que hacemos es humor”, señala.

Monasterios, otro de los animadores, asegura que los programas humorísticos llevan adelante una labor terapéutica, al brindarles a los televidentes un espacio para olvidarse de la realidad.

“Este es un momento bastante difícil para hacer humor, cuando el país está ardiendo. Pero también hemos entendido que finalmente hace falta, de alguna manera, un show que invite a hacer catarsis. Aunque los medios pueden no estar informando completamente sobre lo que pasa, ciertamente la avalancha de información que existe es negativa”, indica el comediante.

Luis Chataing, creador y conductor de Chataing TV, coincide en que el humor puede funcionar como una válvula de escape. No obstante, el periodista dice que para la nueva etapa del programa decidió hacer entrevistas un poco más serias, para acompañar a la población durante el conflicto que vive el país. “Busqué hacer una mezcla entre el Chataing ciudadano y el humorista, entendiendo también que una válvula de escape de cerca de 45 minutos al aire puede ser conveniente para que la gente se relaje. Poco a poco fui abriendo la puerta, trayendo a invitados y haciendo de la entrevista un momento en el cual se pudiera tratar con seriedad lo que nos está pasando”, afirma.

Entre los entrevistados que han llegado al estudio de Chataing TV se destacan Julio “Coco” Jiménez, Ramón Guillermo Aveledo y María Corina Machado. Sobre el cambio del espacio de Televen, el guionista y reportero José Rafael Guzmán señala que la producción debe ajustarse a las condiciones actuales de Venezuela. “La gran realidad es que después del 12-F vivimos en otro país, ese día hubo un quiebre. Subimos un escalón en cuanto a malestar, conflictividad y represión. Evidentemente el programa se tiene que adaptar a las condiciones sociales y ha cambiado la línea y la vibra”, acota.

Aun con los cambios que se ven en pantalla, en Chataing TV también se han privado de tocar temas sensibles. El conductor expresa que han evitado los chistes relacionados con las guarimbas y las marchas porque en esos escenarios es donde se produce la represión.

A pesar de todo, Chataing TV y Dementes veloces no han sido ajenos a la polémica en el momento de convulsión social que vive Venezuela. “Hay gente que se ha sentido herida o afectada por lo que hacemos. Es muy difícil. Yo mismo me he encontrado debatiéndome entre si lo que hago es correcto o no”, señala Monasterios. “Hay quienes piensan que no se debería hacer el programa en este momento, porque sienten que estamos haciendo nuestras vidas normales, que nos estamos enriqueciendo o cualquier locura, mientras en el país pasan cosas horribles”, agrega Guzmán.

Dementes veloces
Globovisión
Lunes a viernes, 11:00 pm

Chataing TV
Televen
Lunes a viernes, 11:00 pm