• Caracas (Venezuela)

Escenas

Al instante

El país trastocó la agenda de Los imposibles 6

Leonardo Padrón publica otra entrega de su serie | Foto Manuel Sardá

Leonardo Padrón publica otra entrega de su serie | Foto Manuel Sardá

El autor tuvo que modificar la lista de personalidades que tenía prevista porque no consiguió pasajes

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El balance entre personalidades nacionales e internacionales que acostumbraba tener Leonardo Padrón se vio afectado cuando modificó la lista de entrevistados para Los imposibles 6, la más reciente entrega de la serie que el escritor y locutor empezó hace 8 años.

En este libro son 19 los personajes, en su mayoría venezolanos. Solo 3 hacen vida en otro país: Ismael Cala, Rosana y Natalia Lafourcade, sin contar al poeta cubano Eliseo Diego, de quien el autor decidió colocar un texto de 1992.

“Responde a una causal contundente: el país. Teníamos pautadas a varias personas  en el exterior, pero comenzó la crisis con las líneas aéreas al final del año pasado. Rediseñamos el balancín”, detalla sobre el libro que se presentará mañana a las 7:00 pm en el hotel JW Marriott de El Rosal.

No lo lamenta. Más bien rescata tener una lectura mucho más íntima del país a través de estas personalidades. “Sin embargo, aún quedan pendientes”.

Con esta entrega, además, Padrón salda una deuda. El libro comienza con Rafael Cadenas, casi un imposible por la renuencia del autor a hablar ante cámaras y micrófonos. Estaba previsto que apareciera en la anterior edición, pero no se pudo. Aceptó, pero no sin abandonar la guardia de cualquier persona tímida y cuidadosa de las palabras que profiere. Incluso, pidió que le enviaran las preguntas con anterioridad, llevó a la cita las respuestas anotadas, pero al final no resultó. Tuvo que distenderse.  

“A pesar de la amistad de muchos años, se resistía. Ambos estábamos intimidados. Finalmente vino a mi casa y terminó siendo una de las entrevistas más largas. Estuvimos hablando como tres horas”, cuenta Padrón sobre un día en el que Cadenas terminó leyendo poesía.

De todas las conversaciones que tuvo, la más conmovedora –asegura– fue la que tuvo con Emilio Lovera. “Fue muy revelador descubrir que tiene esos antecedentes tan fuertes en su historia personal. Sabía que había algo delicado, íntimo, pero no pensé que fuera tan descarnado en su relato”.

Hace alusión a la niñez y adolescencia del comediante, lo que antecede a su popular presente y no tan lejano pasado de risas, chistes y parodias, a los años en los que fue maltratado por su padre y llegó a dormir en la calle.

“Con esos insumos de violencia, su vida pudo haberse convertido en la de un pran y no en la del gran humorista”, dice.

Hay dos figuras cuyas circunstancias han cambiado desde que las entrevistó: Yordano y Henrique Capriles Radonski.

“Cuando hablé con Yordano, yo sabía que tenía cáncer. Estaba muy reciente y él se encontraba devastado. Me parecía horrible violar su decisión en la intimidad de su hogar. Dos meses después me llamó para contarme”.

En conversaciones posteriores, Padrón encontró al cantautor reflexivo. Dice que ahora le preguntaría sobre esas situaciones, esa nueva posición ante el mundo. "Sé que ha perdonado y ha pedido perdón”.

“De Capriles me gustaría saber si considera que la erosión de su piso político se debe a la guerra feroz del gobierno o es obra de otro flanco dentro de la oposición”, agrega.

En conversaciones. El escritor espera volver a la televisión, pero es una incertidumbre. “Estoy terminando de escribir una telenovela que pareciera un acto clandestino. Tentativamente se llama Malas juntas. Todos sabemos que la industria se ha desmoronado. Depende de Venevisión”.

El último dramático de Padrón transmitido por el canal fue La mujer perfecta, en 2011. Cuando esta finalizó, firmó un contrato por dos más. Solo espera que lo llamen.

“Todos tenemos un instinto de supervivencia. Estoy en conversaciones con algunos canales de televisión fuera del país. Eso no implica que me vaya, puedo trabajar desde acá a través de Internet”, agrega.