• Caracas (Venezuela)

Escenas

Al instante

“Somos un país que provoca esconderlo”

Dirigida por Héctor Manrique, la obra de José Ignacio Cabrujas parece estar escrita para el tiempo que vivimos | Foto: Williams Marrero

Dirigida por Héctor Manrique, la obra de José Ignacio Cabrujas parece estar escrita para el tiempo que vivimos | Foto: Williams Marrero

Dirigida por Héctor Manrique, la obra de José Ignacio Cabrujas parece escrita para el tiempo que vivimos

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Uno de los textos más recordados y celebrados de la dramaturgia de José Ignacio Cabrujas, El Americano Ilustrado, podrá ser visto a partir de esta noche en el Trasnocho Cultural en un montaje del GA80 sin desperdicio. Se montó por primera vez en el Teatro de Alberto de Paz y Mateos hace 27 años, bajo la dirección de Armando Gota y con un elenco que incluía a grandes nombres de la actuación como Fausto Verdial, Freddy Galavís y Alejo Felipe.  

Héctor Manrique asume de nuevo la dirección de un texto cabrujiano tras la reciente experiencia de El día que me quieras, Acto Cultural y Profundo, todos con rotundo éxito. “Mientras más nos revolcamos en nuestro estiércol, más contundente termina siendo la obra de José Ignacio. Somos un país que provoca esconderlo”, afirma.

La pieza, inspirada en el gobierno del “Ilustre Americano”, Antonio Guzmán Blanco, el político liberal con aires afrancesados que impulsó el Código Civil y grandes obras de infraestructura como el Teatro Municipal o el parque El Calvario; muestra cómo fueron capaces de la entrega de Guyana en medio de un bochinche inaceptable.

“Luis Abreu interpreta a este personaje que José Ignacio plasma en la obra como un ser irresponsable, que no se toma en serio la majestad de su cargo. Precisamente, quienes peor nos han tratado han sido nuestros gobernantes, sobre todo aquellos que pensaron que la historia acababa con su muerte. Esa visión de la existencia que se desprende del individuo como un acto de generosidad con el resto parece un imposible. En ese sentido, Cabrujas es un hombre clarividente”, señala el director.

El teatro cabrujiano habla de los venezolanos como seres pretensiosos. Basta recordar al personaje de Pío Miranda en El día que me quieras. Este es otro de los grandes temas de El Americano Ilustrado. Los hermanos Arístides y Anselmo –interpretados por Daniel Rodríguez y Juvel Vielma, respectivamente– ejercen vocaciones equívocas, de pretensiones extraordinarias, que terminan con el fracaso de sus vidas. “Esa cosa que tenemos de nunca asumir quienes somos, de ser siempre una pretensión, nos lleva inequívocamente a una frustración”, indica Manrique.

Una de las escenas cruciales de la obra es cuando la esposa de Arístides, interpretada por Marta Estrada, lee la carta que éste se escribió a sí mismo cuando cumplió 25 años, en la que describe la gloria que tendría al llegar a los 40. El contraste entre el pasado y el presente, el sueño y la ambición, solo le recuerda el verdadero tamaño de su existencia. El conflicto del personaje también habla del país.

El petróleo, lejos de resolver el mal, lo incrementó. “Somos de una pobreza grandilocuente. Por eso José Ignacio nos invita a comprender nuestra pequeñez para ser mejores”, expresa Manrique, acompañado en el montaje por Eva Ivanyi en el vestuario, Diego Rísquez en el diseño de la escenografía y José Jiménez en el diseño de iluminación.

Nuevamente la pluma de Cabrujas intenta devolver un retrato de lo que verdaderamente somos. “Hay que amar a este maldito país, a esta mierda de país, para tener el coraje de hablar mal de él”, decía.

 

El Americano Ilustrado

Teatro Trasnocho, Paseo Las Mercedes

Estreno: hoy

Horario: viernes 9:00 pm; sábado y domingo, 8:00 pm

Entrada: 240 bolívares

Información: www.ticketmundo.com