• Caracas (Venezuela)

Escenas

Al instante

Lo más oscuro del poder se escupe en un performance

Valentina Garrido protagoniza el montaje | Foto Henry Delgado

Valentina Garrido protagoniza el montaje | Foto Henry Delgado

Original de la española Angélica Liddell, El año de Ricardo es una versión de una pieza de Shakespeare que desnuda a los tiranos

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

La propuesta es agresiva, vertiginosa, líquida. Los tres personajes que interactúan en una pequeña caja a medio construir se persiguen y se tocan, entre el sudor y la saliva. Es una muestra escénica con elementos del performance y video que pretende reventar en la cara del espectador el lado terrible del poder.

El año de Ricardo es lo nuevo de la Fundación Rajatabla, en coproducción con Teatro Xtremo de Madrid y Euroscena. Se estrena hoy en la sala de la compañía venezolana, ubicada entre Unearte y el Teatro Teresa Carreño.

Es una versión que hizo la reconocida escritora y directora española Angélica Liddell de la obra Ricardo III de William Shakespeare. Transformada en monólogo, la historia es una construcción en torno a la figura del rey inglés como una excusa para hablar de los tiranos contemporáneos.

Ricardo Campelo Parabavides, joven venezolano egresado del Taller Nacional de Teatro de Rajatabla y actualmente residenciado en Madrid, es quien dirige el montaje. De visita en el país, pretende llevarlo luego por Europa.

“Porque es una pieza necesaria. Y lo es ahora. Venezuela tiene unas elecciones en diciembre y nosotros en España también. Hay gente que tiene mecanismos para perpetuarse en el poder y otros los secundan; al final son un grupo que juega con nosotros”, afirma Campelo.

En una mezcla de géneros, el personaje principal es interpretado por una mujer (Valentina Garrido), pero lleva ropa interior de hombre. La acompañan dos jóvenes (Mary Duarte y Yoelia Mora) que interpretan el papel de Catesby.

“Es un símbolo transgénero, porque uno de los tiranos más contemporáneos es Ángela Merkel, que controla Europa entera. Siempre asociamos el poder al machismo, pero de un tiempo para acá ha cambiado. Y Obama rompió también ese esquema; no había negros en el mando. El poder se ha convertido en un monstruo complejo, que puede utilizar cualquier discurso, ideología o sistema de gobierno”, agrega.

Durante El año de Ricardo las actrices hacen uso de una pequeña filmadora con la que enfocan continuamente al rey y al público. La imagen se proyecta en una de las láminas de la caja. De esta manera Campelo quiere denunciar el exceso de propaganda política a diario en vallas, espacios públicos y medios de comunicación. “Es la omnipresencia de los tiranos. No tienen por qué poner su cara gigante ni su firma en los edificios. La política debe estar oculta y que nos ayude a crecer como ciudadanos”.

El año de Ricardo
Sala Rajatabla, entre Unearte y el Teatro Teresa Carreño
Funciones: de jueves a sábado, 7:00 pm; domingo, 6:00 pm
Entrada: 200 bolívares