• Caracas (Venezuela)

Escenas

Al instante

Una oficina que succiona como planta carnívora

Raba llegó a Horas extras recomendado por su amigo Edgar Ramírez / Cortesía  Los Otros Group

Raba llegó a Horas extras recomendado por su amigo Edgar Ramírez / Cortesía Los Otros Group

Juan Pablo Raba protagoniza la historia de un empleado atrapado dentro de cuatro paredes que han cobrado vida propia

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Qué hago aquí. Qué me deja esto. Por qué me calo este jefe. Por qué estoy perdiendo mi tiempo. Todas estas preguntas pasaron alguna vez por la cabeza de Héctor Orbegoso (@Horbegoso) cuando era un oficinista, antes de convertirse en un cineasta especializado en cortometrajes -Jesús TV (2009) hasta ahora el más famoso- y que escribe el guión para debutar, con "una comedia de ciencia ficción", adelanta, con su primera película de larga duración. Las sensaciones de alienación las colocó en Horas extras, un corto que estrenó la semana pasada en una función privada en Caracas y en el que el actor colombiano Juan Pablo Raba interpreta a un asalariado bigotón cuya oficina, convertida en una entidad que ha adquirido una especie de inteligencia artificial, le ha condenado a permanecer para siempre entre sus cuatro paredes.

Horas extras entrará en los próximos meses en los circuitos de festivales nacionales e internacionales de cortometrajes (que, como norma casi general, exigen como condición que la película breve no haya sido colgada en Internet) y Orbegoso ya ha adelantado conversaciones con la distribuidora Cines Unidos para colocarlo antes de algunas funciones en salas comerciales venezolanas. Se rodó en uno de los espaciosos estudios del canal de televisión La Tele y para la recreación de la oficina que chupa a su empleado como una planta carnívora, "un personaje más", según la descripción del director y guionista, se contrataron los servicios de una empresa especializada en diseño de espacios corporativos que participa como coproductora, Maflot. "La gente que ve el corto dice que parece un capítulo de La Dimensión Desconocida porque se trata de una oficina muy extraña, donde nunca vemos a un jefe ni lo que hay más allá de los cubículos", cuenta el cineasta criado en Chacaíto.

Sustituto de comedia

Edgar Ramírez era el primer candidato deseado por Orbegoso para el papel del oficinista Genaro, pero se atravesó el rodaje de la película y miniserie francesa Carlos, que catapultó al actor venezolano a una postulación a los Globos de Oro. Ramírez recomendó como sustituto a su amigo Raba y la primera etapa de preparación para el personaje en Horas extras se cumplió entre Bogotá y Caracas gracias a Skype, una herramienta de comunicación virtual. "Jamás había pensado en Juan Pablo. Lo que quería era un intérprete que fuera reconocido por cualquier tipo de papel excepto por la comedia física, para que sorprendiera a la gente en una faceta inédita. Y Raba resultó la opción ideal: mejor a como lo hubiera soñado, a pesar de que todo se rodó en tiempo exprés", señala el director de Jesús TV, en la que Cristo hace su segunda aparición entre los humanos como la estrella de un reality show.

Acerca de la reflexión inquietante que deja Horas extras, el también realizador de los cortos Bangladesh (2010) y Todo va a estar bien (2011) subraya que su intención no es incitar a que todos los asalariados renuncien a sus empleos y se metan a bohemios o buhoneros. "Pero hay trabajos que nos llenan y otros que nos consumen y nos quitan lo mejor de nosotros. Hay que preguntarse si lo último vale la pena, antes de que se te vaya la vida metido dentro de una empresa, y nunca olvidarse de los sueños que uno siempre ha perseguido".