• Caracas (Venezuela)

Escenas

Al instante

La obsesión por el tiempo de Linklater acapara las miradas

Fotocomposición El Nacional Web

Fotocomposición El Nacional Web

El realizador de Boyhood es el favorito en esta categoría por su fascinante historia filmada durante 12 años. De acuerdo con Odds Checker, las casas de apuestas lo sitúan de primero, seguido de Alejandro González Iñárritu (Birdman), Wes Anderson (El gran hotel Budapest), Morten Tyldum (El código Enigma) y Bennett Miller (Foxcatcher). El ganador se conocerá el 22 de febrero

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:


Los cambios reales de una generación se ven en la pantalla grande
En 39 días se filmó la más reciente película de Richard Linklater. La particularidad de este rodaje fue el tiempo total que compartieron los actores con el director: 12 años. El ejercicio cinematográfico empleado para Boyhood ha sido poco explorado hasta el momento.

El resultado desató elogios en la industria desde su estreno. Es conocida la fijación de Linklater por el paso del tiempo, pero con este largometraje logró retratar los cambios de una generación a partir de la vida de Mason, el niño que se muestra desde los 6 años de edad hasta que entra en la universidad. El cineasta se limitó a trazar una línea de acción, un esqueleto de guión con algunas directrices para cada personaje, dando libertad a los actores: Patricia Arquette, Ellar Coltrane, Lorelei Linklater y Ethan Hawke.

“Es fascinante la revelación de que el hombre tras la cámara te está confiando la verdad de sus primeros años de vida”, expresó el realizador en una entrevista con Rolling Stone. “Traté de capturar cómo se desenvuelve el tiempo en nuestras vidas o la manera en que maduramos. Boyhood trata sobre la emergencia del carácter”.

Linklater se encuentra de primero entre los favoritos para llevarse la estatuilla como Mejor Director en la ceremonia del 22 de febrero. La casa de apuestas Odds Checker lo da como ganador con 48,30% de los votos. Sería su primer Oscar.


Una sola cámara siguió las frustraciones de un superhéroe
“Ha sido mi mejor experiencia como director con un actor. Me creyó 100%. Con un tema delicado a nivel personal, con un tema que tiene que ver con su pasado”. Alejandro González Iñárritu cuenta que buscó especialmente a Michael Keaton para que protagonizara su más reciente largometraje.

Interpretar a un actor frustrado, atormentado por una nube de angustias por un superhéroe que lo catapultó a la fama pero que también lo llevó a la ruina, era el gran reto de Birdman. La película está sostenida alrededor de este personaje, pero además fue filmada con una sola cámara y en una sola toma. “Era algo casi suicida. Fue complicado, porque muchas veces teníamos que hacer giros de 360 grados en corredores muy estrechos. Cada frase, cada broma, cada puerta que se abre tenía que salir perfecta. Éramos como una banda tocando en vivo”, dijo el director mexicano.

Según el sitio de apuestas Odds Checker, hasta la fecha acumula 35,51% del favoritismo.


La acertada y colorida dirección del excéntrico Wes Anderson
“Es mi película más europea”, repite Wes Anderson cuando le preguntan sobre el espíritu de El gran hotel Budapest. Su colorido experimento demuestra una gran madurez en el director, tanto en la propuesta visual como en su contenido. El filme cuenta la historia de un romántico conserje de un hotel, quien se ve obligado a huir víctima de una falsa acusación de asesinato.

“Mis largometrajes proceden de múltiples lugares y de ideas, pero quizá en este caso el origen sea incluso más complejo. Siete años atrás mi amigo Hugo Guinness (coguionista) y yo tuvimos la idea de hacer una película de un personaje inspirado en un viejo amigo nuestro, alguien extremadamente educado, seductor, irónico... Pero también tenía la idea de hacer una cinta en Europa, en la primera mitad del siglo XX, inspirado por la obra de Stefan Zweig que estaba leyendo entonces. Combinamos ambas cosas y así empezó todo”, cuenta Anderson.

Se encuentra de tercero en la lista de favoritos según Odds Checker, con 10,7% de los votos.


Un escandinavo entró en la competencia
La actriz Keira Knightley cuenta que persiguió al director escandinavo Morten Tyldum para que la incluyera en su más reciente largometraje. “Tan pronto me enteré que estaban haciendo la película sobre la vida de Alan Turing, pensé: Si hay una parte en la que pueda participar, me encantaría hacerlo. No sabía exactamente de qué trataría. Yo sólo quería ser parte”.

Así llegó a El código Enigma, cinta protagonizada por Benedict Cumberbatch que narra la historia de un matemático, criptoanalista y pionero científico de la computación, que descubrió un código que ayudó a la victoria de los aliados en contra de los nazis en la Segunda Guerra Mundial.

“La vida de Alan Turing es tan rica que no alcanzarían cinco películas para contarla”, relata el director. “Había que elegir algún enfoque, por eso decidí encararla como la historia de un outsider. Este filme es el tributo a un hombre diferente, a alguien que pensaba distinto y que, como tal, nos dejó ideas revolucionarias”.

Morten Tyldum también está en la pelea en la categoría Mejor Director por la cuarta película de su carrera.


La oscura comedia de un excéntrico millonario dirigida por Bennett Miller
Una de las grandes virtudes de Bennett Miller está en la dirección de sus actores. Philip Seymour Hoffman (Capote), Brad Pitt (Moneyball) y ahora Steve Carell (Foxcatcher) demuestran la habilidad que tiene de exprimir al extremo las cualidades de los protagonistas de sus películas, para llevarlos a un nivel superior en la industria.

Esta destreza lo trae de nuevo a la ceremonia del Oscar, en la que compite en la categoría de Mejor Director por su más reciente filme, Foxcatcher.

“En su momento no escuché la historia, pero alguien me pasó un artículo. Me pareció cómicamente oscura y absurda. El hombre más rico de Estados Unidos dirigiendo un equipo de lucha libre sin tener ni idea de ese deporte”, indica Miller sobre el inicio de este proyecto basado en la insólita historia del taciturno millonario John E. du Pont, que también peleará por una estatuilla dorada en Mejor Guión Original, Mejor Actor, Mejor Actor Secundario y Mejor Maquillaje. Aunque el director no puntea entre los favoritos de su categoría, se reconoce la genialidad de su trabajo frente al elenco.