• Caracas (Venezuela)

Escenas

Al instante

La obsesión homofóbica rusa dejó a Tchaikovsky sin filme

Expertos aseguran que la orientación sexual del autor de El Cascanueces es conocida por todos, pero el ministro de Cultura ruso dice ignorarla | Foto EFE

Expertos aseguran que la orientación sexual del autor de El Cascanueces es conocida por todos, pero el ministro de Cultura ruso dice ignorarla | Foto EFE

El Fondo Kinó, que selecciona las películas que son financiadas por el Estado, excluyó el proyecto de la lista esta semana

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

La orientación sexual del legendario compositor ruso Piotr Tchaikovsky, reconocido homosexual para muchos, aunque no para el ministro de Cultura ruso, ha causado tal revuelo que hasta dejó sin financiación una película sobre su vida y obra. “Dicen que Piotr Ilich Tchaikovsky era homosexual. No es eso por lo que lo amamos, sino porque era un gran músico. Todos amamos su música”, afirmó el presidente Vladimir Putin, un gran aficionado a la música clásica.

Putin, que ha promulgado en los últimos meses varias leyes restrictivas con los derechos de las minorías sexuales, abrió de esa forma la caja de Pandora de la polémica, en la que muchos historiadores y advenedizos se han arrogado el derecho de opinar. Casualmente o no, el Fondo Kinó (Fondo Cine), el organismo estatal que selecciona las películas que son financiadas por el Estado ruso, excluyó esta semana de esa lista el proyecto sobre Tchaikovsky del director Kirill Serebrennikov.

“El Fondo Kinó no nos da el dinero para la cinta Tchaikovsky. Dicen que no ven un auditorio potencial”, escribió en su página de Facebook. El cineasta, que dirige actualmente el Teatro Dramático Gógol de Moscú, no dudó en vincular la decisión con la actual polémica sobre la homosexualidad del autor de El lago de los cisnes y El Cascanueces.

“La prensa ha publicado entrevistas con comentarios incendiarios de varias personalidades de la cultura sobre si Piotr Ilich fue o no fue gay. ‘No fue’, asegura el ministro de Cultura, y ‘Fue’, le replica a coro todo el mundo”, expresó. Serebrennikov añadió: “A todos les interesa mucho esto. Les preocupa mucho. Reflexionan sobre por qué lo amamos: por eso o por lo otro. Grosería, grosería, eso es una grosería”.

Tras el rechazo, el director y la productora, Sabina Yereméyeva, anunciaron que renunciarán a los 30 millones de rublos (900.000 dólares) que inicialmente les había prometido el Ministerio de Cultura y buscarán financiación en el exterior por 240 millones de rublos (7,5 millones de dólares). Mientras, sí recibió financiación estatal la cinta Bolshói, sobre el teatro homónimo, proyecto que algunos analistas no consideran más atractivo para el potencial espectador que Tchaikovsky.

Comentaristas sugirieron que los funcionarios temieron desatar la ira del Kremlin al financiar un filme en el que se hiciera énfasis en la homosexualidad de Tchaikovsky, lo que podría violar la ley contra la propaganda homosexual promulgada por Putin. Pero el ministro de Cultura, Vladimir Medinsky, no ha dado la batalla por perdida, pues asegura que aún no hay confirmación oficial sobre el rechazo a financiar el proyecto.

“En cualquier caso, me gustaría que la película fuera rodada aquí”, agregó Medinsky, quien dijo recientemente: “No hay ninguna prueba sobre que Tchaikovsky fuera homosexual. Lo que sí es un hecho es que fue un extraordinario compositor ruso”. Pero Polina Vaidman, experta en Tchaikovsky y conservadora del archivo de su casa-museo, aseguró que nadie duda que el músico era homosexual.

Putin insistió la víspera en que en Rusia no hay leyes que castiguen a las minorías sexuales, pero acusó a Occidente de renunciar a los principios cristianos: “Ponen al mismo nivel a las familias numerosas y las uniones homosexuales, la fe en Dios y la fe en Satán”.