• Caracas (Venezuela)

Escenas

Al instante

La nueva Misión: Imposible explota en adrenalina

Las escenas de riesgo abundan en el filme | CORTESÍA PARAMOUNT PICTURES

Las escenas de riesgo abundan en el filme | CORTESÍA PARAMOUNT PICTURES

Tom Cruise vuelve a protagonizar la saga de acción y, como en las entregas anteriores, asumió todas las secuencias de alto riesgo sin dobles

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Para el agente Ethan Hunt no hay imposibles. Han pasado 19 años desde que descendió por una de las cámaras de seguridad de la CIA, colgado de un arnés, sin derramar una sola gota de sudor, para robar una lista de oficiales encubiertos. Sus habilidades lo han convertido en un mito. No hay misión que no pueda resolver, sin importar el riesgo que corra.

La nueva entrega de la saga Misión: Imposible ya se encuentra en cartelera. En este quinto capítulo el objetivo será desenmascarar a una organización terrorista que atenta contra las naciones de Occidente y que se hace llamar El Sindicato. La operación no será nada fácil, sobre todo después de que la Fuerza Misión Imposible (FMI), a la cual pertenece Hunt, quede al borde su desaparición por sus formas extremas de resolver los problemas.

Misión: Imposible - Nación secreta es una clásica película de acción en la que el héroe se expone constantemente al peligro, sin perder su elegancia. Tom Cruise, eterno protagonista de la franquicia, vuelve sorprender con su carácter temerario al asumir las escenas más peligrosas, como una inmersión de varios minutos bajo el agua, una arriesgada persecución en motocicleta de alta cilindrada y el escape de un teatro de Viena por el techo.

La secuencia más arriesgada y que seguro erizará a los espectadores sin duda es la primera, cuando el agente Hunt queda suspendido a varios metros del suelo. El actor se monta sobre las alas de un Airbus A400M y queda colgado de una de sus puertas al momento en que despega, superando el frío de Londres a varios kilómetros por hora, armado de unos lentes de contacto especiales que le permitían tener los ojos abiertos a pesar del fuerte viento que desprendían las turbinas. “Todo es Tom. No hay ningún momento en que veas a Ethan en la película que no sea Tom”, dijo recientemente Wade Eastwood, coordinador de las escenas de riesgo.

En Misión: Imposible - Nación secreta, el hilo de la trama será El Sindicato, liderado por Solomon Lane, personaje interpretado por Sean Harris. El problema es que la FMI es desmantelada por la CIA, que en esta oportunidad es dirigida por el oficial Hangley (Alec Baldwin). El agente Hunt debe desenmascarar esta red de mentiras en la que los malos no son tan malos y los buenos terminan teniendo otra cara. Lo previsible en una película de este estilo, pero inyectada de una gran cantidad de adrenalina en pantalla. En el camino contará con la ayuda de Brandt (Jeremy Renner), Benji (Simon Pegg) y Luther (Ving Rhames), sus eternos secuaces, que le pondrán el tono de humor a la trama.

La novedad será la aparición del personaje femenino, la espía británica Ilsa Faust, interpretada por Rebecca Ferguson, la otra protagonista de la historia.

La cinta se desarrolla en Londres, Washington, Viena y Marruecos. En las escenas filmadas en Casablanca, el personaje de Ferguson recuerda a una compatriota sueca, la bellísima Ingrid Bergman.  

Con 53 años de edad, Tom Cruise parece no estar agotado de resolver misiones imposibles. Hace poco anunció que ya se encuentra preparado para la siguiente entrega de la saga, que seguro lo pondrá de nuevo al borde del abismo. Una buena noticia para sus seguidores.

Misión: Imposible - Nación secreta
Salas Cinex y Cines Unidos